El Acuerdo de Asociación Transpacífica (TPP, por su sigla en inglés) fomentará la integración regional de las cadenas productivas entre sus integrantes, proyectó la consultoría Iqom.

De los 12 tratados de libre comercio (TLCs) firmados por Estados Unidos (EU) con 18 países, sólo dos son multilaterales: el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), con México y Canadá, y el Tratado de Libre Comercio con Centroamérica y República Dominicana.

Por lo tanto, el TPP se convertiría en el primer acuerdo comercial significativo a nivel plurilateral de Estados Unidos desde el TLCAN.

Esta diferenciación es importante, pues en los tratados plurilaterales, los países socios no solo comparten un solo conjunto de disciplinas, sino que pueden acumular origen entre ellos, fomentando la integración regional de las cadenas productivas , establece Iqom en un reporte.

Los TLCs establecen reglas de origen, las cuales se refieren al criterio pactado para definir cuándo un bien es considerado originario (por su nivel de contenido regional) para gozar de la reducción o eliminación de impuestos a la importación.

Estados Unidos tiene TLCs bilaterales con cuatro países del TPP (Chile, Australia, Perú y Singapur).

El TPP es un TLC que, además de Chile, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Australia y Perú, busca liberalizar el comercio con cuatro naciones asiáticas: Brunéi, Singapur, Vietnam y Malasia. Se aguarda que México se incorpore a las negociaciones en septiembre próximo.

REGLAS DE ORIGEN, UNO RETO

Se espera que un gran peso de la negociación recaiga en armonizar las disciplinas -incluyendo reglas de origen- entre los cinco TLC con los que ya cuenta EU con los otros países del TPP y sobre los términos en los que las otras cuatro economías (Brunei, Nueva Zelanda, Vietnam, Malasia) se incorporarían.

Iqom planteó que ante el impasse multilateral de la Organización Mundial de Comercio (OMC), el TPP se ha convertido en la única iniciativa comercial de la administración del presidente Barack Obama y en una de sus prioridades de la política exterior.

De ser exitoso, el TPP seguramente se convertirá en el ancla del proceso formal de integración la zona Asia Pacífico, la región más dinámica del mundo: se habrá formado una zona de libre comercio entre 10 países.

Al estar insertada en la estructura productiva de América del Norte, la economía mexicana se ve afectada por las iniciativas comerciales que el gobierno estadounidense pone en marcha.

rmorales@eleconomista.com.mx