La American Chambers of México (AmCham) recomendó a México prepararse para responder oportunamente a una demanda potencial de exportaciones, derivado del Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC) y ofrecer “certeza jurídica”, a fin de facilitar todas las actividades que permitan crear más empleo e inversión.

“Sin inversión no hay recuperación. No hay una pócima mágica para crecer, sólo certeza jurídica”, dijo Luis Foncerrada, asesor económico de la AmCham México.

Con el propósito de dar seguimiento a los principales indicadores económicos para la toma de decisiones en los sectores público y privado, conminó a respetar los acuerdos logrados en el T-MEC y se enfoquen a una recuperación económica rápida y efectiva.

“El incremento del gasto público y recuperación de la economía de Estados Unidos será un impulso importante para la economía mexicana”, aseguró Foncerrada.

El analista económico explicó que tan sólo en marzo pasado, las exportaciones totales de mercancías reportaron un aumento mensual de 4.30%, aquellas que estuvieron dirigidas a Estados Unidos avanzaron a una tasa anual de 11.3%, mientras que de enero a marzo representan 81.57% del total.

En este mismo periodo, el PIB mostró un incremento del 0.4% en comparación con el anterior.

La AmCham consideró que con un gasto productivo que detone estos elementos, la recuperación económica sería más rápida.

“Es factible que la economía crezca un 4.5% en 2021, sin embargo, no es un crecimiento significativo, hay que tener presente que con un crecimiento de “cero” en cada trimestre, el anual al final sería 3.5%”, sostuvo Luis Foncerrada.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx