La Empresa Metro de Bogotá dio a conocer que dos de los cinco consorcios que estaban participando en la puja por ser el constructor y operador de la Primera Línea de Metro de Bogotá presentaron sus ofertas económicas para la licitación pública de la primera línea del metro.

Los dos consorcios serían el Consorcio Metro de Bogotá, conformado por la española FCC Concesiones de Infraestructura, y dos empresas mexicanas: Carso Infraestructura y Construcción y Promotora del Desarrollo de América Latina (AL), y Apca Transmimetro, consorcio conformado por dos empresas chinas: China Harbour Engineering Company Limited y Xi’an Metro Company Limited.

Si bien el gerente de la Empresa Metro, Andrés Escobar, no mencionó los nombres de los dos consorcios, destacó que los grupos participantes son “uno de predominancia China, y otro de predominancia mexicana-española” y que “en las próximas semanas se dará a conocer cuál de ellos es el ganador”.

Por su parte, el alcalde Enrique Peñalosa, celebró la recepción de las ofertas: “Se aseguró el Metro de Bogotá porque hubo dos propuestas de grupos formidables. El 21 de octubre se conocerá quién se quedará con la licitación del metro y cuando inicie el periodo, el próximo alcalde encontrará un contrato firmado, en abril comenzarán las obras”.

El alcalde recordó que el proceso de selección contó con múltiples evaluaciones y apoyo de la banca multilateral, y aseguró estar muy tranquilo de que se cuente con “dos proponentes”, pues en otros procesos sólo ha resultado un grupo.

“Llevamos trabajando desde el 2017 en este proyecto, y estamos muy felices de asegurar el metro de Bogotá, hoy termina un plazo después de 15 meses. El contrato que se va a firmar es de 27 años, siete para construir el proyecto y 20 de operación. Es muy satisfactorio”, indicó por su parte el gerente de la Empresa Metro.

El resultado del proceso podía haber derivado también en la recepción de una única propuesta de un consorcio o de que no se hubiese presentado ninguna propuesta. El alcalde aclaró que no se descalificará a ninguno de los consorcios y destacó la exigencia del proceso. “Este proyecto es muy exigente en muchos aspectos, pero uno de ellos es exigir que el que lo construya tiene que operarlo por 20 años, eso implica que tiene que estar bien construido, porque cualquier falla la deberán asumir ellos”.

El consorcio ganador del proceso será el responsable de realizar la primera línea del metro de Bogotá a través de la ejecución de un contrato de concesión a 25 años.

Al principio, fueron hasta 73 las empresas que mostraron su interés en participar en la construcción de esta megaobra de la capital. Tras la apertura de la licitación el pasado 28 de julio se presentaron siete consorcios de los que sólo seis pasaron la evaluación de la Empresa Metro de Bogotá. Uno de ellos, el conglomerado brasileño Camargo Correa, se retiró del proceso posteriormente.

Empresas se retiran

A pocas horas de que se hicieran oficial cuáles son los grupos empresariales que continúan en el proceso, se conoció que dos de ellos abandonaron su intención de participar de la construcción.

El primer consorcio es Apca Metro Capital, conformado por Controladora de Operaciones de Infraestructura e ICA Constructora (México); Power China International Group Limited, sucursal Colombia (China), la alemana Siemens y la holandesa Strukton Integrale Projecten.

El segundo consorcio que se retiró fue el de Unión Metro Capital, conformado por las españolas Sacyr Concesiones y Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles CAF, la coreana Hyundai Engineering & Construction Co Ltd y la francesa Stoa.