Singapur alcanzó un acuerdo en principio en las negociaciones para convertirse en el primer Estado Asociado de la Alianza del Pacífico, informó Luz María de la Mora, subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía.

La Alianza del Pacífico es una iniciativa de integración regional formada por Chile, Colombia, México y Perú el 28 de abril de 2011. Su objetivo principal es que los miembros formen un bloque comercial regional y forjen lazos económicos más fuertes con la región Asia-Pacífico.

El acuerdo en principio implica que los países lograron un consenso en los temas controversiales, mientras que las discusiones técnicas para resolver los detalles y el texto legal se ultimarían posteriormente.

En tanto, un Estado Asociado implica que esos cuatro países latinoamericanos celebren y pongan en vigor un acuerdo vinculante de altos estándares en materia económico-comercial, que contribuya a la consecución de los objetivos del Acuerdo Marco de la Alianza del Pacífico.

A mayor detalle los términos de referencia de la negociación deberán tener en cuenta altos estándares que favorezcan la apertura y la integración de los mercados, incluyendo, pero no limitándose, a las siguientes materias: comercio de bienes, comercio de servicios e inversiones.

Sobre este inminente ingreso de Singapur, justo cuando este miércoles se celebra los 10 años de vigencia de la Alianza del Pacífico, Luz María de la Mora comentó a El Economista: “Es el objetivo de la Alianza hecho realidad, de que podamos acercarnos de una forma sólida a los países de Asia-Pacífico”.

De la Mora añadió que Singapur tiene especial relevancia por su desarrollo logístico, tecnológico de innovación y comercial. En 2020, esa nación se ubicó en el lugar 15 entre los mayores importadores de productos del mundo, desplazando a España, y en el lugar 14 entre los principales exportadores, quitando de ese puesto a Rusia.

El comercio de Singapur representó 319% de su PIB en 2019, según datos del  Banco Mundial.

De la Mora indicó que el cierre de negociaciones con Singapur se espera para el verano de 2021 y estimó que si bien aún no se logra un acuerdo en principio con Australia para adherirse también como Estado Asociado a la Alianza del Pacífico, se prevé que este país cierre las negociaciones antes de que concluya 2021.

Los objetivos de la Alianza del Pacífico son construir una zona de profunda integración económica; avanzar gradualmente hacia la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas; promover el desarrollo económico, la competitividad regional y un mayor bienestar social; y convertirse en una plataforma de integración comercial con el resto del mundo, con especial énfasis en la región Asia-Pacífico.

Uno de los requisitos para ser miembro es que un país debe tener acuerdos de libre comercio con todos los demás países miembros.

Además, los cuatro países latinoamericanos mantienen negociaciones con Canadá y Nueva Zelanda para su incorporación como Estados Asociados.

De la Mora expuso que la Alianza del Pacífico debe verse más allá de una apertura comercial y de inversiones, porque conlleva otros objetivos, poniendo como ejemplo, un mayor intercambio de personas, turistas y estudiantes, cooperación, promoción del comercio y buenas prácticas regulatorias.

Las negociaciones entre la Alianza del Pacífico y los Estados Asociados comprenden, entre otros, los capítulos de buenas prácticas regulatorias, medio ambiente, empresas propiedad del estado, compras públicas, cooperación, Pymes, servicios transfronterizos, obstáculos técnicos al comercio, competencia, género y comercio, laboral y entrada temporal de personas.

También acceso a mercado, reglas de origen, servicios financieros, inversiones, propiedad intelectual, asuntos legales e institucionales, defensa comercial, comercio electrónico, facilitación de comercio, telecomunicaciones, servicios marítimos, y medidas sanitarias y fitosanitarias.

roberto.morales@eleconomista.mx