México pisará fuerte en Alemania la próxima semana, cuando tenga verificativo la edición 2018 de Hannover Messe, la mayor feria industrial del mundo, no solo por ser el primer país hispanohablante invitado, sino porque la división para México y Mesoamérica de la alemana Siemens presumirá su primer motor de baja tensión no solo manufacturado, sino desarrollado en México.

Se trata de un motor de baja tensión con aplicaciones en cualquier industria que requiera procedimientos de movimiento, como la petrolera, cementera o de alimentos y bebidas, explicó Jair Mexia, director de Digitalización de Siemens para México y Mesoamérica en conferencia de prensa.

El implemento, denominado Simotics SD200 Nema FS500 fue desarrollado por ingenieros mexicanos de la planta que la compañía tiene en Guadalajara.

Se trata de un logro significativo para la empresa en México, pues fue posible gracias a las ventajas que ofrece nuestro país, no solo en cuestión de costos, sino en términos de las competencias necesario para su desarrollo.

Gracias al talento nacional y a la implementación de tecnologías como la impresión 3D, el desarrollo del producto pudo reducirse de un lapso de 24 a solo seis meses. De hecho, explicó Meixa, la manufactura mexicana del producto remplazará la que se venía haciendo en Estados Unidos de un equipo similar, pues resultó ser más competitiva.

El ejecutivo adelantó que Siemens fabricará 100 unidades en el primer año, con posibilidad de aumentar el número, y los destinarán a México, Estados Unidos y Canadá. El adelanto será presentado en Hannover Messe 2018, que se llevará a cabo del 23 al 27 de abril, en la ciudad de Hannover, Alemania.

Sobre este tema, Iván Pelayo, vicepresidente ejecutivo de Digital Factory, Process Industries & Drives de Siemens México y Mesoamérica recordó que más de 240 empresas mexicanas cruzarán el continente para llegar a Hannover Messe con el propósito de encontrar oportunidades de negocio. Tan solo Siemens de México y Centroamérica llevará una delegación de 140 empresas, la mayoría pequeñas y medianas.

Añadió que dichas unidades de negocio pertenecen a los sectores de alimentos y bebidas, minería, automotriz, farmacéutica y de la construcción, entre otros, los cuales mostrarán sus fortalezas en materia industrial, innovación, tecnología e Industria 4.0.

Otras naciones nombradas como “país invitado” han sido China, Corea, Estados Unidos, Francia, India, Italia, Japón, Países Bajos y Polonia, por mencionar algunas, y con ello han logrado expandir su red global porque usan la feria como plataforma para internacionalizar sus sectores industriales y acceder a nuevos mercados.

En el 2017 participaron 225,000 personas y 6,500 empresas de más de 70 países y se concretaron más de 5.5 millones de citas de negocios.

octavio.amador@eleconomista.mx