El mandatario Andrés Manuel López Obrador calculó el domingo que la crisis económica generada por el coronavirus acabará con un millón de empleos formales en el 2020, aunque espera que estos sean compensados con dos millones de puestos generados por los programas sociales y de infraestructura de su gobierno.

La cifra de un millón de desempleados coincide con los pronósticos realizados por gremios empresariales como el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), aunque han advertido que podrían ser más si no se toman medidas más contundentes que eviten que el Producto Interno Bruto (PIB) caiga incluso un 10 por ciento.

“Se van a perder con la crisis alrededor de un millón (de empleos) pero vamos a generar dos millones de nuevos empleos”, dijo López Obrador en un video y detalló que los nuevos puestos de trabajo vendrían a través de programas sociales y de impulsar la construcción con obras públicas.

Detalló que el plan del gobierno federal de generar dos millones de empleos será a través de programas y proyectos como Jóvenes Construyendo el Futuro, el Tren Maya, la refinería Dos Bocas, construcción de sucursales del Banco del Bienestar, contratación de médicos y enfermeras, contrataciones en el aeropuerto de Santa Lucía así como en la contratación de elementos para la Guardia Nacional y la Secretaría de Defensa (Sedena). Además de la construcción de caminos y mejoramiento urbano.