El 70% de las empresas en México reportaron afectaciones por el corte de electricidad y el desabasto de gas natural, con igual porcentaje de trabajadores impactados, reveló una encuesta del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Al cuestionar sobre el tipo de impacto, el 52.7% de las empresas respondieron que les afectó el corte de electricidad; mientras que un 3.94% falta de gas; un 15.15% comentó que la falta de luz y gas; y el 28.2% dijo que ninguna, refirió la Comisión de Energía del CCE, luego de aplicar un sondeo a 482 empresas que pertenecen a los organismos empresariales, la cual se levantó entre el martes 16 de febrero a partir de la tarde y el pasado miércoles 17.

Tan sólo por los cortes de luz ocurridos desde el pasado lunes, Nuevo León encabezó la lista de estados con afectaciones por el problema de los energéticos, con el 43.9% de las unidades encuestadas por el organismo que encabeza Carlos Salazar Lomelín. Le siguió la Ciudad de México con el 16%; el Estado de México con 14.7%; Coahuila con 14.32% y Chihuahua con el 13.2% de las empresas, así como Tamaulipas con 11.4%, principalmente.

Después le siguieron los estados considerados como el corazón del Bajío, con el 11.4% en Jalisco y 9.3% en Guanajuato.

Derivado de la crisis energética, el CCE destacó que cerca del 60% de las empresas en México han detenido sus líneas de producción por el impacto del corte de energía y el desabasto de gas natural; mientras que el 68% de empresas afirmaron que esto tendrá un impacto negativo sobre sus negocios, con pérdidas que irán entre 10 a 20% durante el mes de febrero.

Entre esas empresas, el sector automotriz y su cadena de suministro resultó ser el más afectado de la industria mexicana, por ser plantas que requieren del combustible en más del 40% para operar, y que obligó a las todas las armadoras de autos y camiones, desde las estadounidenses, europeas y asiáticas, a realizar paros parciales hasta en tanto no haya abasto de gas natural.

El 47% de las empresas encuestadas presentaron afectaciones por falta de energía durante 4 horas; el 28.4% por más de 12 horas y el 24.4% de las compañías presentó alteraciones en su producción entre 4 y 12 horas.

No obstante, la encuesta se realizó antes de que las autoridades de Texas, en Estados Unidos, informaran la suspensión de las exportaciones de gas natural hacia México, las cuales podrían restablecerse hasta el lunes. Por tanto, no contempla los comentarios de las industrias sobre la recomendación de Cenagas para que las empresas restringieran el consumo de gas natural.

Esto orilló a agravar la situación, pues entre el miércoles y jueves, las empresas automotrices que poseen plantas de ensamble en México: Nissan, General Motors, Volkswagen, Toyota, KIA, Mazda, Ford, BMW y Audi, anunciaron que entrarían a paros técnicos y ajustarían su producción por la falta de gas natural.

La automotriz Ford paró su producción ayer -jueves- en la planta de Hermosillo, Sonora, donde ensambla su modelo Bronco, con gran demanda de exportación, y retornará a sus operaciones normales el próximo lunes.

A través de un comunicado, la automotriz estadounidense informó que debido a las nevadas han resultados “afectadas las operaciones en varias de nuestras plantas en América del Norte”.

En ese sentido, la empresa alemana BMW dijo que su planta en San Luis Potosí, donde se ensambla su modelo Serie 3 y el eléctrico 330, ya presentaba impactos y procedía a reprogramar su producción de manera temporal. “Operará de manera ajustada y escalonada su producción”, a fin de no impactar el consumo y mantener la optimización del gas.

Nissan adelanta paros técnicos

Nissan Mexicana comentó que adelantaría a febrero algunos paros programados para marzo en la línea 2 de su planta de Aguascalientes, mientras que en otras plantas como la de Cuernavaca, se cambió de gas natural a LP para mantener el nivel de producción.

Ante la reducción en el suministro de autopartes y la menor disponibilidad de gas natural, Toyota México anunció que realiza paros técnicos en sus plantas ubicadas en Baja California y Guanajuato, donde ensambla su camioneta Tacoma, además de reducir los turnos de producción durante los próximos días.

KIA Motors México, por su parte, decidió hacer un paro técnico en ambos turnos, por dos días debido a las condiciones actuales de los energéticos. El paro inició ayer y afecta a 1,500 empleados de la línea de producción y de las oficinas que tampoco operan. La armadora se quedó sin electricidad a partir de ayer

La planta de Pesquería tiene una capacidad de producción anual de hasta 400,000 unidades, sin embargo, actualmente fabrican 300,000 unidades de las marcas Kia Forte sedán, Kia Río y el Accent de Hyundai.

Una de las proveedoras de la industria automotriz, Altos Hornos de México (AHMSA) comunicó que detuvo su producción siderúrgica, en las minas de carbón y de fierro, que representa una disminución de más de 20,000 toneladas de acero líquido.

La empresa ubicada en Monclova, Coahuila, informó que muchos de sus clientes se han visto perturbadas sus operaciones normales y se han generado retrasos en pagos que debería recibir AHMSA. (Con información de Lourdes Flores)

lilia.gonzalez@eleconomista.mx