Guadalajara, Jal. Este año, el gobierno federal y la industria nacional endurecerán los controles a las importaciones del sector prendas de vestir y textiles procedentes de Asia, en la cual se realizarán ajustes al alza a los precios de referencia de las mercancías para evitar la competencia desleal, mientras que dotará de mayores ingresos, vía impuestos, a la hacienda pública.

En el 2015, se frenó en 92% el ingreso de mercancía subvaluada proveniente, principalmente, de China, lo que llevó a la industria nacional a aumentar 6% la producción de prendas de vestir y 10% en otros rubros, como ropa de cama y baño.

Ahora, se continuará con la segunda etapa del programa de comercio lícito de prendas de vestir y textil, cuyo análisis iniciará en breve para acercar los precios a los que marca el mercado para una competencia justa, dijo el presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive), Samuel Gershevich.

Empresarios del sector comentaron que el precio de referencia de los jeans se ubica en 2.50 dólares por unidad importada, la cual deberá por lo menos ubicarse en los 5.5 dólares para que la industria nacional recupere el valor real de producción. Y es que, antes del 2014, con el fenómeno de la subvaluación, ingresaba a un precio ridículo de 60 centavos de dólar.

El año pasado, Hacienda, Economía y el Sistema de Administración Tributaria (SAT) establecieron los precios de las mercancías de manera unilateral y arbitraria para fijar una base con mejores condiciones de competencia, pero en esta ocasión se llevará a cabo un análisis detallado, refirió.

Según el dirigente de los confeccionistas de Jalisco, Roberto Vivanco, el estudio se realizará con base en el impacto del tipo de cambio, sobre el costo de transporte y el pago de impuestos.

No será fácil, pero, como existe una base, servirá. Aunque no todas las fracciones arancelarias se revisarán, se tendrá que identificar qué es lo que la industria puede producir para competir y lo que no se dejará en el marco anterior, porque ahí las importaciones no afectan , explicó el empresario jalisciense.

Los empresarios destacaron el decomiso de mercancía ilegal realizado por el SAT la semana pasada, en el cual se destruyeron 8,000 pacas de ropa usada valuada en 100 millones de pesos, en dos mercados de la ciudad de México.

La inspección se realizó en 300 puestos fijos y semifijos dedicados principalmente a la venta de ropa de paca y artículos de piratería situados en el interior, exterior y banquetas de los mercados.

[email protected]