Las exportaciones de azúcar mexicana a Estados Unidos acumularon un crecimiento de 357% entre enero-mayo del 2011 y el mismo periodo del 2010, influidas por mejores precios en el mercado estadounidense y las mayores importaciones de fructosa de México.

Las exportaciones de azúcar de México rompieron así un récord, al registrar 810,700 toneladas en los cinco primeros meses del año, según cifras del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

A su vez, las importaciones mexicanas de frutuosa de origen estadunidense llegaron a sus máximos históricos, con 342,424 toneladas de enero a abril del 2011, un alza anualizada de 19.9 por ciento.

Enrique Bojórquez, director general de Coprobamex -uno de los mayores compradores de azúcar de México y proveedor de Pepsico-, dijo que el alza en compras de frutosa se debe a que se amplió la brecha entre los precios del maíz y el azúcar.

Estamos exportando más azúcar y eso está bien, lo que está mal es que no produzcamos más azúcar , comentó.

La producción de azúcar al cierre de la zafra 2010-2011 registró un avance de 5.2 millones de toneladas, que representan un crecimiento de 7.4% con respecto al ciclo pasado, informó el Comité Nacional para el Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar.

El miércoles, la Secretaría de Economía aprobó un cupo de importación de azúcar de 150,000 toneladas, que entró en vigencia ayer y durará hasta el 31 de diciembre.

PRODUCIRÁN MENOS

El sector redujo hace unos días su estimado de producción para el ciclo 2010/11 a 5.18 millones de toneladas, desde un estimado previo de 5.3 millones de toneladas, debido a heladas sufridas a inicio del ciclo -que va de noviembre a mediados del año- y falta de lluvias en los primeros meses del año.

El cupo se abrió con el propósito de atender las necesidades inmediatas de las personas físicas y morales que utilizan azúcar en sus procesos productivos, así como de la población en general , indicó Bruno Ferrari, secretario de Economía, para justificar el cupo.

Bojórquez agregó que las exportaciones crecientes de azúcar mexicana han distorsionado el mercado local, generando desabastos y que esta situación también ha propiciado que los precios domésticos hayan subido en forma consistente en los últimos acercándose a los de Estados Unidos.

De conformidad con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, los aranceles al comercio del azúcar se eliminaron desde el 2008.

[email protected]