El vicepresidente ejecutivo de la Corporación de Fomento de la Producción de Chile (Corfo), Eduardo Bitran, disparó una vez más contra la minera privada SQM y específicamente en contra de su controlador, el empresario Julio Ponce Lerou.

En conversación con la radiodifusora chilena Radio Infinita, el ex ministro de Obras Públicas afirmó que Chile "está bloqueado" por la minera no metálica ya que no permite al Estado aumentar sus ingresos por la explotación del litio en el Salar de Atacama.

"El país está bloqueado porque el resto del salar (3/4 partes de él) es lejos la mejor opción que tiene Chile", dijo en alusión al sector que tiene en concesión SQM.

En esta materia, junto con destacar el acuerdo al que llegó Corfo con Rockwood, Bitran afirmó que el Estado de Chile necesita un socio confiable "y SQM hoy no es un socio confiable".

Yo bloquee la venta del control

El ejecutivo apuntó directamente contra la fallida venta del control de la minera no metálica, luego que la sociedad cascada Oro Blanco decidiera suspender el proceso de venta de su filial Calichera, una de las sociedades con las que empresario tiene el control indirecto de SQM (20 por ciento).

"(SQM) tiene un controlador y se llama Julio Ponce Lerou. Y Julio Ponce Lerou acaba de tratar de hacer una venta del control, pasándose la Ley de OPA (ley que regula las ofertas públicas de adquisición de acciones) que tanto nos costó poner en Chile. Eso acaba de ocurrir", afirmó.

En este punto, Bitran aseguró que fue él quien salió a impedir esa venta, por el perjuicio económico que podría ocasionar al país.

"No estoy hablando de las boletas, de las cascadas. No, estoy hablando (sobre algo que pasó) hace pocos meses, donde yo tuve que salir a parar esa operación porque iba a dañar el activo principal que tiene la Corfo", reveló la autoridad.

Bitran dijo que justificó esta acción no porque "nosotros nos arroguemos la autoridad de velar por el mercado de capitales, (sino) simplemente porque tenemos la responsabilidad fiducidiaria de cuidar un activo (el salar)".

"Y si el socio nuestro, que tiene 3/4 del activo (el Salar de Atacama) hace y deshace, pasándose las leyes y creando nuevos conflictos internacionales que van a estar en las cortes internacionales porque se iba a expropiar a los minoritarios y vamos a quedar con este tema complicado por años, era nuestra obligación parar esa operación", contó Bitran.

La autoridad reiteró que Corfo necesita un socio confiable y que SQM lo será cuando Ponce pierda el control de esa empresa, pero cumpliendo las leyes vigentes.

En este punto, destacó que el acuerdo con Rockwood por la explotación de esa cuarta parte del salar generará al país unos 3,000 millones y adicionalmente recordó los dos litigios en curso que tiene precisamente con SQM.