La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) presentó una demanda por daño moral en contra del Consorcio Rivada Network y su presidente, Declan Ganley, ante el Poder Judicial de la Federación. Se trata de la primera demanda que presenta una dependencia federal por daño moral.

La Secretaría precisó que la demanda se interpuso como respuesta a la campaña de desprestigio que Rivada y su presidente iniciaron, después de su legal descalificación en el concurso de la Red Compartida.

Esta campaña de descrédito afecta el decoro, el prestigio y la reputación de la SCT, y de acuerdo con información de la Procuraduría General de la República, abogado del gobierno federal, es la primera que por daño moral presenta una dependencia federal , dijo.

La SCT explicó que la demanda tiene tres objetivos: que el juez de Distrito ordene cesar la campaña de desprestigio, que Rivada pague una importante indemnización por su conducta ilegal (que deberá ser determinada por un juez de Distrito), y que el juez obligue a Rivada a publicar en los medios de comunicación y redes sociales la aclaración por sus comentarios falsos e insidiosos.

En diciembre pasado, la dependencia dio a conocer que contrataría a la firma estadounidense Jones Day para emprender acciones legales en contra de Rivada Networks y su director ejecutivo. Incluso mencionó que la demanda se presentaría en Estados Unidos en razón del domicilio de la empresa, para reclamar los daños ocasionados por sus señalamientos.

Después de haber sido descalificada del concurso de la Red Compartida por la falta de presentación de la garantía de seriedad por 1,000 millones de pesos, Rivada y su director ejecutivo realizaron diversos señalamientos en contra de la SCT y de Altán, consorcio ganador.

Entre las acusaciones hechas por Rivada está que Altán utilizó información confidencial de la SCT para la elaboración de la propuesta que la autoridad tomó por ganadora en el concurso y que la dependencia tenía un ganador pre seleccionado.

[email protected]