El Servicio de Administración Tributaria (SAT) reclamó a Alsea el pago de 3,881 millones de pesos en impuestos, ello como resultado de la compra de los restaurantes Vips que hizo la operadora a Walmart en el 2014.

Alsea informó que el SAT, a cargo de Raquel Buenrostro, realizó una revisión de los aspectos fiscales relativos a la compra que realizó hace seis años a Walmart, en donde encontró que la operadora de restaurantes debe 3,881 millones de pesos al erario público.

“El SAT emitió un oficio de liquidación en el que se reclama de Alsea el pago de impuestos por supuestos ingresos en la adquisición de bienes, que asciende a la cantidad de 3,881 millones. Este monto incluye actualización, recargos y multa”, indicó la compañía.

En este sentido, la operadora dijo que busca impugnar la resolución del SAT ya sea por la vía administrativa o judicial.

“La compañía y sus abogados externos consideran que Alsea cuenta con elementos suficientes para demostrar que la liquidación realizada por el SAT es improcedente y para demostrar que Alsea ha cumplido en tiempo y forma con sus obligaciones fiscales respecto a la operación de la compraventa mencionada, por lo que no se está creando una provisión al respecto”.

Alsea es un operador de restaurantes en América Latina y España, con marcas como Domino's Pizza, Starbucks, Burger King, Chili's, P. F. Chang's, Italianni's, The Cheesecake Factory, Vips, Vips Smart, El Portón, Archies, Foster’s Hollywood, Cañas y Tapas, Gino’s, TGI Fridays y wagamama.

En el 2014, Alsea concretó la compra de todos los restaurantes de Vips, los cuales eran propiedad de Walmart, por un monto de 8,200 millones de pesos. La transacción incluyó 361 restaurantes, de los cuales 263 eran de la marca Vips, 90 de El Portón, seis de Ragazzi y dos de La Finca.

rrg