Ryanair advirtió este lunes a sus rivales de que podría reducir sus tarifas este verano boreal hasta un 9% interanual y añadió que algunas aerolíneas de corta distancia podrían tener dificultades para sobrevivir con los precios en esos niveles.

La mayor aerolínea europea por número de pasajeros ha contribuido a abaratar los precios para vuelos de corto radio al ampliar su capacidad en un 33% (casi 30 millones de asientos) en los últimos dos años.

NOTICIA: Utilidades de Ryanair caen 8% en el trimestre

Sus ganancias se dispararon un 55% en el periodo de tres meses a junio porque la fecha de la Semana Santa resultó en un inusual incremento anual del 1% en las tarifas medias.

Sin embargo, sus directivos dejaron claro que este incremento era transitorio y que los precios bajarían drásticamente en los próximos meses.

"El mercado es competitivo. Se puede esperar que las tarifas caigan entre el 7 y el 8, y quizás hasta un 9% en el trimestre a septiembre", dijo a Reuters el director financiero de Ryanair, Neil Sorahan. "Hay algunos ahí fuera que van a empezar a tener la vida complicada", añadió.

Sus rivales de bajo coste easyJet y Wizz Air han advertido en las últimas semanas de que los niveles de las tarifas medias seguirán bajo presión en la temporada clave de verano.

NOTICIA: Ryanair lo vuelve a hacer y lanza vuelos a sólo 10 euros

Sorohan dijo que parte de la caída de las tarifas medias se debió a los precios de los combustibles, aunque una gran parte fue causada por la sobrecapacidad en España, Portugal e Italia, porque las aerolíneas de vuelos charter están desplazando capacidad desde Turquía y el norte de África.

Ryanair elevó su previsión para el tráfico del ejercicio fiscal a marzo a 131 millones de pasajeros, desde una proyección anterior de 130 millones.

erp