Rusia impuso restricciones a los empacadores de carne brasileños después de que se detectaran dos casos atípicos de la enfermedad de las vacas locas este mes, informó este viernes el diario Valor Económico.

Según Valor, el regulador ruso de seguridad agrícola Rosselkhoznadzor determinó que las importaciones de carne de res de los estados de Mato Grosso y Minas Gerais, donde se encontraron los casos de vacas locas, sólo pueden ocurrir si proceden de vacas sacrificadas a los 30 meses o menos.

La carne de res también necesitaría una certificación veterinaria con respecto a la edad de las vacas sacrificadas, dijo Valor. El reporte afirma además que las restricciones también son válidas para las importaciones de ganado vivo.

La medida se produce después de que Arabia Saudita suspendió las importaciones de carne vacuna de cinco empacadoras de carne brasileñas ubicadas en Minas Gerais.

Brasil, el mayor exportador de carne vacuna del mundo, también suspendió temporalmente sus envíos a su cliente número uno, China, de acuerdo con un protocolo de salud firmado entre los dos países.

El Ministerio de Agricultura de Brasil y Rosselkhoznadzor de Rusia no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios enviadas por Reuters por correo electrónico.