Petróleos Mexicanos (Pemex) lleva una pérdida de 3,000 millones de pesos por robo de combustibles en sus ductos a mayo de este año, cantidad que ya supera a todo lo robado en el 2010.

El año pasado, Pemex reportó un aproximado de 2,500 millones de pesos perdidos por concepto de robo al Sistema Nacional de Ductos en 710 tomas clandestinas. En conferencia de prensa, el director de la paraestatal, Juan José Suárez Coppel, explicó que se han detectado 556 tomas clandestinas hasta hoy, más del doble de las reportadas en el primer trimestre de este año (248), según la paraestatal.

Suárez Coppel detalló que el robo asciende a 400,000 barriles de hidrocarburos, en volumen de producción equivale a 20,000 barriles diarios, que es significativamente mayor a todo el año pasado .

Según estimaciones de Pemex, 70% del combustible hurtado, es decir 390 tomas, se ha detectado en poliductos que transportan gasolina, diésel o turbosina; 135 tomas fueron halladas en oleoductos de transporte de crudo, y 31 tomas fueron robos a ductos de gas LP.

Las regiones en las que ha crecido la incidencia de este delito son el estado de Sinaloa, que representa 30% del total de las tomas clandestinas, el noreste del país en Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila, así como los ductos que corren de Guerrero hasta el Altiplano.

DEMANDA A ESTADOUNIDENSES

Hasta el momento, Pemex ha demandado a 14 empresas estadounidenses por comprar combustibles robados de sus instalaciones, expuso Suárez Coppel.

Al respecto, el Director de Pemex aclaró que las empresas demandadas este año cometieron robo de condensados como gasolinas naturales y no de gas, como se manejó en un principio.

Además explicó que en los procesos penales que se ejercen en Estados Unidos no se contempla aún el monto mediante el cual se indemnizará a la paraestatal, pero éste podría superar los 300 millones de dólares, aseveró Suárez Coppel.

SANCIONES MÁS SEVERAS

El Secretario de Energía aseguró que en el último periodo de sesiones en San Lázaro le fue turnada a la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados una minuta de reforma para agravar las sanciones a quienes participen de cualquier forma en el mercado ilícito de hidrocarburos.

De aprobarse, este delito será tipificado como delincuencia organizada, sin acceso a libertad bajo caución de quienes lo cometan y con penas que podrían ascender hasta a seis años de cárcel o multas de 1,000 salarios mínimos o más.

[email protected]