Para Nicola Melchiotti, country manager de la firma de capital italiano Enel Green Power en México, el país cuenta con un potencial de generación renovable que se desperdicia debido a la falta de regulación dirigida a un rubro específico, como en el caso de la geotermia, así como en la aplicación del marco legal, que demora demasiado las transacciones y, en muchos casos, inhibe la llegada de inversionistas internacionales al sector.

El Director nacional de esta compañía, que desde el 2007 ha invertido 320 millones de dólares en proyectos renovables dentro del país, explicó a El Economista que considera necesario un seguimiento mucho más puntual en términos de presupuesto para el Fondo para la Transición Energética y el Aprovechamiento Sustentable de la Energía implementado por la Secretaría de Energía, con el objetivo de que se incremente cada año, agilizando la competencia en generación renovable.

México ha sido siempre un destino interesante en cuestión de negocios. Mucho más si se habla de energía renovable; cuentan con una cantidad muy grande de recursos que bien los puede volver líderes en el ramo , aseguró Melchiotti a El Economista.

Según él, el país atrae firmas inversionistas en energía renovable por la estabilidad política y la certeza que se le da a los proyectos una vez que son aprobados; sin embargo, para acelerar el crecimiento del sector renovable y la llegada de recursos del extranjero, es necesario que el marco regulatorio funcione a cabalidad con tiempos menores en los acuerdos y permisos.

GEOTERMIA DESPERDICIADA

Además, urgió a que se legisle de forma particular en materia de geotermia, ya que el país se encuentra dentro del llamado anillo de fuego , cercano al Ecuador, donde se concentra una mayor cantidad de calor en la tierra por las emisiones solares recibidas, pero México tiene la peculiaridad de no contar con una ley específica para la explotación de este recurso, desperdiciando una posibilidad de crecimiento muy importante.

La firma italiana Enel, mediante su filial renovable Enel Green Power, participa en el mercado nacional de las renovables desde el 2007 y cuenta con tres minihidroeléctricas que juntas generan 260 gigawatts hora al año, ubicadas en Jalisco, Michoacán y Guerrero.

Además, en julio pasado, inauguró su primer parque eólico con una capacidad de generación de 75 megawatts ubicado en el Istmo de Tehuantepec, con una inversión de 160 millones de dólares, bajo la figura de autoabastecimiento de electricidad para suministro de Nestlé y FEMSA.

[email protected]