Petróleos Mexicanos (Pemex) ha gastado 58% de su ingreso corriente del primer trimestre del 2011 en impuestos: 211,100 millones de pesos, según sus indicadores, lo que impide la reinversión y el crecimiento de esta empresa que, según especialistas, tiene una situación fiscal insostenible.

Esta dificultad ha sido recurrente en los últimos años. Tan sólo en el rango de impuestos, derechos y obligaciones, Pemex entregó al fisco en el 2010 un total de 772,589 millones de pesos, es decir 54% de sus ingresos totales, que ascendieron a 1.42 billones. Después de gastos operativos, la paraestatal reportó 747,904 millones de pesos, cantidad apenas menor a la aportación fiscal.

Además, en el primer trimestre del 2011 el precio promedio internacional de la mezcla mexicana subió 29%, situándose en 92.09 dólares por barril, cuando el estimado de la Secretaría de Hacienda fue de un promedio de 65 dólares, lo que significa que el excedente, de 27 dólares por barril, fue directo a impuestos, representando alrededor de 60,000 millones de pesos más para el erario en este periodo.

De acuerdo con Fluvio Ruiz Alarcón, consejero profesional de la empresa, urge poner un estimado más realista del precio fiscal del tonel, ya que 65 no nos da ni de broma, hay que subirlo y, si no hay tanta confianza por parte de Hacienda, pues que se elimine; eso permitiría liberar una serie de recursos que Pemex necesita, porque está clarísimo que urge inversión. A mí me parece que esto ya es ineludible como país .

CONTRIBUYENTE DE LUJO

Del 2004 a la fecha, lo mínimo que la paraestatal ha pagado de impuestos ha sido 48% de sus ingresos totales y en el 2008 llegó hasta 62 por ciento. En promedio, Pemex paga 57% año tras año desde hace siete y en casos extraordinarios, como el pasado enero, se pagó 69%, según la empresa.

Es gracioso que Pemex sea de las tres empresas más gravadas del planeta; durante 30 años se abandonó la inversión en refinerías, el resultado es que estamos importando 50% de nuestra gasolina , aseveró Fluvio Ruiz a El Economista.

Es así que la utilidad neta de la empresa en el primer trimestre del 2011 fue de 4,208 millones de pesos; Pemex Gas y Petroquímica Básica obtuvieron 6,000 millones, mientras que Pemex Refinación reportó una pérdida de 17,200 millones y Pemex Petroquímica otra pérdida de 1,500 millones de pesos.

NUEVO RÉGIMEN, CURA POSIBLE

Paul Segal, investigador de economía en países ricos en recursos energéticos por parte del Oxford Institute for Energy Studies, aseguró que un régimen fiscal adecuado podría no sólo sacar a Pemex de la quiebra técnica que reporta año tras año, sino sacar al país de la pobreza.

Es un tema delicado porque ya sabemos que la tercera parte de los recursos de todo México vienen del petróleo y, si se perdiera esta recaudación, se tendría que obtener de otro lugar, pero con una reforma fiscal integral que incluya al petróleo y elimine regímenes especiales, entre otras cuestiones, las cosas podrían salir bien .

Otra solución, según Segal, es que Pemex se endeude más (la deuda total de este primer trimestre se mantuvo en 652,140 millones de pesos) con tasas inferiores a 15% de intereses y que con ello reinvierta en todas sus áreas, no sólo en las relacionadas con la exploración y la producción.

kgarcia@eleconomista.com.mx