Es inminente que el Congreso de la Unión tendrá que reducir entre 20 y 25% el pago de impuestos que Pemex entrega a la Secretaría de Hacienda, con el fin de que la paraestatal pueda revertir su situación de quiebra financiera, destacó el presidente de la Comisión de Energía del Senado de la República, Francisco Labastida Ochoa (PRI).

Entrevistado por El Economista, dijo que ello implicará que el gobierno federal se verá nuevamente obligado en el 2011 a aplicar la tijera en el gasto corriente y en programas y proyectos no prioritarios, con el fin de resarcir los impuestos que se condonarán a Pemex.

Recordó que Petróleos Mexicanos hoy tiene un capital negativo de más de 5,000 millones de dólares y, por este camino, con los tributos que paga, según la Ley Federal de Derechos, Pemex llegaría a tener un capital negativo de 100,000 millones de dólares, obviamente esto es absolutamente inviable .

Alertó que esa situación es debido a que Pemex paga más de 80% del valor de lo que produce de petróleo y gas, lo que está llevando a la empresa a una situación de quiebra absoluta .

Revisarán con Pemex reducir carga fiscal

Informó que en una próxima reu­nión de los integrantes de esa Comisión con el titular de Pemex, Juan José Suárez Coppel, se revisará cuánto necesita la paraestatal en absolución de impuestos y cómo se cubre ese hueco, en qué medida se cubre con recortes a gasto improductivo y no prioritario .

Labastida Ochoa consideró necesaria la reducción entre 25 y 20% el pago de impuestos para Pemex. Es obvio que Pemex no puede seguir pagando el volumen de impuestos que la está quebrando , informó.

El Senador sinaloense relató que en una pasada reunión de trabajo con Suárez Coppel, éste pidió a los legisladores opciones para flexibilizar las normas de la reforma energética, sobre todo en las autorizaciones de los proyectos y la integración del Gobierno Corporativo de Pemex.

Para darle más operatividad, una mayor agilidad al funcionamiento de la empresa y para solucionar algunos de los problemas que hoy se están presentando en lo que algunos de los consejeros (independientes de Pemex) llaman un sistema mixto, en donde no se ha terminado de implantar la reforma y no se le ha dado autonomía total a la empresa , destacó.

[email protected]