El pasado 27 de junio, en la ciudad de Madrid, España, se llevó a cabo una reunión importante entre la Ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social de España, Magdalena Valerio, y uno de los empresarios más importantes de México, Raúl Beyruti Sánchez, quien está pisando fuerte en aquel país.

En dicho encuentro oficial, que se prolongó durante casi tres horas, Beyruti Sánchez explicó con lujo de detalle los planes de expansión de su consorcio GINgroup, en España, país en donde ya tiene activas operaciones en varios sectores, como por ejemplo, una participación accionaria en uno de los diarios más importantes del país, El Economista, e inversiones en reconocidas firmas de moda como Adolfo Domínguez y Roberto Verino, sólo por mencionar algunas de sus alianzas en las que, fehacientemente, comparte el mismo propósito que en su país natal, que es apoyar al bienestar de los colaboradores, brindándoles las herramientas necesarias para su capacitación y profesionalización, y aquellas que les permitan elevar su calidad de vida, pues para Beyruti Sánchez la prioridad de cualquier organización, sin duda, es el talento humano.

Como parte de lo estipulado en la reunión, en la que además, el empresario mexicano estuvo acompañado de sus más allegados directivos como el licenciado Raúl Beyruti Espinosa, comentó que el proyecto español tiene el objetivo de alcanzar 3,000 colaboradores este mismo año, y unos 70,000 en los siguientes cuatro años, lo que sin duda, impactará positivamente en la economía española.

Entre los beneficios que contempla para los empleados, están, entre otros, los de carácter médico, académico y de entretenimiento, fórmula ya probada en México con la que registra crecimientos anuales superiores a 20 por ciento. También citó otros programas como el destinado al empoderamiento de las mujeres, un colectivo en el que el gobierno español está muy interesado por defender su igualdad.

Por su parte, la ministra Magdalena Valerio acogió con mucha satisfacción los planes del empresario mexicano en España y le dio su bienvenida. Valerio compartió que uno de los problemas del mercado laboral español coincidentes con los de México, como la temporalidad, es la falta de mano de obra especializada en tecnología o la insuficiente formación, por lo que expuso la situación política española, a la espera de la formación de un gobierno por parte del presidente Sánchez y la posibilidad de tener que concurrir a una nueva cita electoral.