La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) reportó la sanción de 450 tortillerías en todo el país, como parte del operativo de monitoreo en este tipo de establecimientos para detectar irregularidades e incrementos injustificados de precios.

Personal del organismo realizó en las últimas 72 horas visitas de inspección en 1,500 tortillerías para monitorear precios y comprobar que las básculas estén correctamente calibradas, a fin de garantizar kilos de a kilo.

La Profeco expone en un comunicado que como resultado se sancionó a 450 establecimientos por no exhibir precios y detectar básculas con irregularidades.

El titular de la dependencia, Ernesto Nemer Álvarez, enfatizó que uno de los ejes prioritarios del trabajo de la Profeco es vigilar el comportamiento del precio de la tortilla, con el objetivo de identificar prácticas abusivas que serán sancionadas conforme a la ley.

Advirtió que no puede trasladarse el mismo porcentaje de ajuste en los combustibles al precio directo de artículos de la canasta básica, en particular en el caso de la tortilla, pues de acuerdo con la Secretaría de Economía, se deben analizar los componentes del precio por cada producto y región, para establecer si se trata de alzas injustificadas.