Los hoteleros en México apostarán este año a mejorar su productividad a través de sistemas de comercialización y promoción más eficientes hacia el mercado doméstico, anticipó el presidente de ese sector, Armando Uribe Valle.

En entrevista, el titular de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles, detalló que el alza de tarifas no es la opción, pues éstas crecerán tal vez en rangos de 1 o 2%, lo que ni siquiera equivale al incremento de la inflación.

Por ello, dijo, la salida será mejorar la productividad, a través de sistemas de comercialización más eficientes, pues hoy en día la hotelería independiente (que significa 85% de la capacidad instalada) sigue vendiendo en su mayoría en el mostrador.

Esto significa una grave pérdida de competitividad, que se debe combatir para garantizar mejores márgenes de utilidad, expuso.

Aunado a ello, continuó, se buscará abaratar los costos a través del uso más eficiente de los recursos, en lugar de repercutir los costos hacia los clientes.

Uribe Valle anticipó que el nivel de inversiones en la hotelería continuará creciendo en los mismos rangos que lo ha hecho en los últimos años, es decir con entre 25,000 y 30,000 nuevas habitaciones al terminar 2012.

Sin embargo, al comparar los números en el último sexenio, se observa que ha crecido más el número de habitaciones que la ocupación, por lo que es necesario redoblar los esfuerzos, sobre todo en el turismo nacional, mencionó.

Una estrategia en ese sentido son los fines de semana largos, que han probado una gran herramienta para incrementar las ocupaciones hoteleras, señaló.

Respecto a la actividad política este año, descartó que el 'turismo electoral' pueda significar alguna ventaja para los hoteleros, pues apenas llega a uno por ciento del total.

No obstante, añadió, lo que sí es importante es entregar una propuesta bien definida a los candidatos para que la integren en su plataforma para pasar del discurso que coloca al turismo como prioridad a la realidad de apoyo e impulso al sector.

RDS