La producción de automóviles en Alemania, frenada por los conflictos comerciales internacionales, caerá en 2019 a su nivel más bajo en 22 años y continuará haciéndolo en 2020, según un estudio de la universidad de Duisburg-Essen.

La industria mundial del automóvil está en recesión", indicó Ferdinand Dudenhöffer, el responsable del estudio. "Esto tendrá un impacto directo en la producción alemana".

El país fabricará unos 4.67 millones de coches este año, según los cálculos del experto, que basa sus datos en los de los once primeros meses proporcionados por la federación alemana del sector (VDA).

En 2018 la industria alemana del automóvil, central para la economía del país, produjo 5.12 millones de unidades.

"Una de las principales razones de la debilidad del mercado del automóvil en 2019" siguen siendo "las batallas comerciales del presidente estadounidense Donald Trump", dijo Dudenhöffer.

Según el autor del estudio no habrá recuperación hasta el segundo semestre de 2020.

Signo de las dificultades del sector, el número de empleos en la industria alemana cayó ligeramente en octubre por primera vez desde diciembre de 2010, indicó la oficina de estadística, que imputa la caída a las dificultades del automóvil.

En los cinco últimos meses, los principales fabricantes anunciaron 30,000 supresiones de puestos de trabajo en los próximos años, en un contexto de caída de ventas del diésel y de transformación de la industria hacia el vehículo eléctrico.

Según el estudio del instituto especializado CAR, la cuota de mercado mundial de los automóviles alemanes debería caer de nuevo por octavo año consecutivo, hasta el 5.9 por ciento.