La construcción del Aeropuerto de la Riviera Maya, que según el Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin) tiene un valor de 3,120 millones de pesos, podría retrasarse por conflictos internos que enfrenta una de los participantes, Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), comentaron analistas.

De acuerdo con el calendario de licitación, ayer se cumplió el plazo para la presentación de las propuestas económicas de los dos grupos que la Comisión Federal de Competencia permitió continuar: Grupo México y GAP, por un lado, y Corporación América, Tradeco Infraestructura y una persona física por el otro.

A pesar de que el Grupo Aeroportuario del Sureste, que opera el aeropuerto de Cancún, presentó un recurso de consideración porque la autoridad de competencia le prohibió participar, la dependencia ha informado que la licitación seguirá su curso.

Con respecto a GAP, desde el año pasado Controladora Mexicana de Aeropuertos y las firmas españolas AENA y Abertis se enfrentaron al disputar su control. Se argumentó que se violaban las leyes de participación accionaria por parte de las extranjeras, lo que motivó una suspensión de las acciones de la empresa en junio por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

A pesar de que en principio GAP había dicho que prefería centrar su atención para participar en la licitación de un aeropuerto en Brasil porque le parecía más rentable, la empresa decidió participar junto con Grupo México , afirmó un analista que da seguimiento a la empresa.

Grupo México, la otra parte

En su más reciente indicador semanal, los analistas de Santander mencionaron que GAP inició el pasado 12 de abril el trámite ante las autoridades correspondientes para informar que Grupo México incrementó su participación de 18.8 a 20% de su capital accionario en la empresa, además de que tiene la intención de ejercer su derecho de nombrar un segundo integrante en su Consejo Directivo.

Con dichas acciones, Grupo México se encuentra en línea con nuestra creencia de que la compañía tiene la intención de continuar construyendo una posición en GAP para entrar en el negocio de los aeropuertos. Sin embargo, reiteramos nuestras preocupaciones con relación a la inversión debido a que no vemos sinergias entre los negocios existentes (minería y ferrocarriles , indicó el reporte.

Para Pedro Duarte, analista de Actinver, la lectura que tiene el incremento de participación en el grupo aeroportuario es la muestra clara del interés que tienen por contar una mayor presencia en el sector de transportes.

También observo que debido a factores como la cercanía del aeropuerto de Cancún, que puede ser más rentable para las aerolíneas por ejemplo, la propuesta económica que presenten a la autoridad no resulte la más atractiva , agregó.

[email protected]