El precio promedio máximo del gas licuado de petróleo (LP) en México se reducirá 42 centavos a 26.3 pesos por kilogramo en la semana del 24 al 30 de octubre, con lo que romperá una racha de seis semanas de incrementos, de acuerdo con el registro de precios publicado el sábado pasado por la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

El precio del gas LP cumplirá esta semana 13 semanas bajo el régimen de regulación de niveles máximos, y en dicho lapso, únicamente en tres semanas ha experimentado reducciones en comparación con la semana anterior.

Los municipios de Cañitas de Felipe Pescador, General Francisco R. Murguía, Río Grande, Sain Alto y Villa de Cos, en el estado de Zacatecas, son las municipalidades en donde el gas LP se vende más caro en el país, con un promedio de 30.13 pesos por kilogramo del petrolífero.

Tijuana y Playas de Rosarito, en Baja California, son, por el contrario, las localidades con el precio más bajo de la República, pues el carburante se venderá en 22.75 pesos por cada kilogramo.

En tanto, en la Ciudad de México y buena parte de los municipios del área conurbada, el precio oficial máximo será de 25.03 pesos por kilo gramo, cantidad que implica una reducción de 22 centavos con relación a la semana que terminó. En el promedio de septiembre, la cotización del propano en el mercado texano de Mont Belvieu alcanzó los 1.29 dólares por galón, su registro más alto desde febrero del 2014 (1.44 dólares por galón).

empresas@eleconomista.mx