Incrementar la conectividad del país a través del transporte ferroviario de pasajeros permitirá atraer inversión y detonar las localidades que se encuentran como un foco importante de desarrollo para el país, considerando que éste debe ser rápido y, en principio, para distancias cortas, aseguró en entrevista el secretario general del sindicato ferrocarrilero, Víctor Flores.

Tras indicar que desde la desincorporación del sistema ferroviario mexicano, la cual inició desde 1997, los ferrocarriles se convirtieron en el transporte de carga de gran trascendencia, hoy es la columna vertebral para la carga, y se ha mantenido en constante crecimiento, se espera que este año cierre con un crecimiento promedio de 15% más que en el 2011, pues se ha hecho inversión para mejorar la infraestructura y dar respuesta a la demanda de transporte de carga .

De ahí que las 27 empresas que hoy conforman la industria, entre ellas Kansas City Southern de México, Ferromex y Terminal del Valle de México, deberán mantener el reto de seguir invirtiendo, no sólo para mantenerse como una excelente alternativa y consolidación del transporte de carga, sino incluso analizar la posibilidad de invertir en el transporte de pasajeros .

En entrevista con El Economista, Flores destacó que es una buena iniciativa del nuevo gobierno reactivar los ferrocarriles de pasajeros, pero éstos tienen que ser unos trenes rápidos, cortos por la cuestión de la planeación. No podemos comparar los trenes de Europa, acá tenemos muchos pendientes, pero sí se debe considerar que no son compatibles en lugares largos, tiene que ser en tramos cortos .

TRABAJADORES, LISTOS

Agregó que los trabajadores del sistema ferroviario nacional están capacitados para diseñar, construir y operar los trenes de pasajeros: Desde su privatización, el sindicato y las diferentes empresas del sector mantienen convenios de capacitación y productividad para los sindicalizados, con el fin de que puedan responder de manera positiva a los desafíos tecnológicos que se presentan en vías y trenes .

El dirigente comentó que en el proceso de modernización en que se encuentra en el país, los trenes jugarán un papel importante para lograr un mejor desarrollo económico y social para las comunidades alejadas de las grandes capitales y por otro lado, se tendrá la oportunidad de ofrecer mejores opciones para la inversión en diferentes partes del país.

Uno de los primeros anuncios que hizo el presidente Enrique Peña Nieto fue precisamente el impulso al tren de pasajeros, para ello, se aprobó en el presupuesto para el 2013 una partida de 2,016.3 millones de pesos.

Los recursos se destinarán para llevar a cabo obras de gran impacto social, como el inicio de la construcción del tren México-Querétaro, así como para iniciar con el desarrollo del Interurbano México?-Toluca en la Zona Metropolitana del Valle de México y el tren transpeninsular Yucatán-Quintana Roo.

[email protected]