El titular de la Agencia de Seguridad Energética y Ambiental del sector hidrocarburos (ASEA), Luis Vera Morales, dejaría su cargo este viernes tras presiones del gobierno federal por confrontaciones relacionadas con la refinería de Dos Bocas, según distintas fuentes del sector.

Vera Morales tomó la dirección de esta entidad desconcentrada de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales creada en el 2014 con la reforma energética al arranque de la presente administración, siendo el segundo en ocupar este puesto, después de Carlos de Regules.

Sin embargo, desde el arranque de su administración, y luego de que fue frenada una iniciativa en el legislativo para ampliar la autonomía del regulador ambiental dándole un consejo de administración y capacidad de administrar su presupuesto, la dirección de Vera Morales ha enfrentado al gobierno federal en relación con los procedimientos de autorizaciones ambientales de la refinería de Dos Bocas, prioritario para la secretaria de Energía, Rocío Nahle.

El 14 de agosto, el todavía titular de la ASEA reconoció que hubo una gran presión para aprobar el resolutivo favorable de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) de esta nueva refinería de Tabasco. “Por supuesto, lo saben, había una gran presión de que esto saliera rápido”, comentó.

Lo anterior, luego de que el 12 de agosto la agencia autorizó de manera condicionada a Pemex la construcción de la refinería de Dos Bocas. Con base en juntas de información pública realizadas en la zona y a pesar de la denuncia de organismos ambientales en torno a la falta de información de la MIA. Sin embargo, entre sus consideraciones resaltó que dado que el proyecto se construirá en sitios aledaños a donde existen humedales, se ha prohibido interrumpir o desviar cualquier cauce o flujo de escurrimientos.

[email protected]