Al ajustar el pago de las cuotas obrero-patronales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) habrá un beneficio para las empresas, pues al llevar el cálculo a la Unidad de Medida y Actualización (UMA) y no al salario mínimo, éste será menor para el 2017, informó Ricardo Martínez Rojas, vicepresidente de la Comisión Jurídica de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos y socio de la firma De la Vega Martínez.

A partir de febrero, el pago de cuotas obrero-patronales se ajustarán al incremento de la UMA que dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, que en pesos se traduce a 75.49 pesos diarios, ésta es la primera acción (desde la reforma) en la que vemos que un aumento al salario no impactará en el pago de cuotas en el IMSS , explicó José Luis Carazo, integrante del Consejo Técnico, luego de la reunión en la que se dio a conocer que el IMSS se ajustó a los nuevos cambios.

Martínez Rojas detalló que es importante reformar la Ley del Seguro Social en el sentido de que las cuotas obrero-patronales que se cuantifican, tomando como base el salario mínimo sean cuantificadas considerando la UMA, de acuerdo con la reforma constitucional, ello sin duda beneficiará a la pequeña y mediana industria ya que el monto de la UMA es menor al del salario mínimo . Añadió que el pronunciamiento del Consejo Técnico del IMSS beneficiaría enormemente la economía de las familias mexicanas, ante los difíciles escenarios nacional e internacional derivados de la liberación en los precios de los combustibles y la toma de posesión del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Datos del IMSS indican que en el 2016 el ingreso de las cuotas obrero-patronales fueron del orden de 262,032 millones de pesos, 5.1% más respecto al 2015. Asimismo, en lo que va del sexenio se reportó un incremento de 16% en este concepto. Carazo, comentó que sino se hubiera dado la desvinculación, entonces no habría crecido el salario en la proporción que lo hizo ya desde el 2016 .

Dado que esta medida entrará en vigor el 1 de febrero, los empleadores aplicarán los ajustes como cada año, pero en esta ocasión lo harán con la UMA que es de 3.3% , explicó Arleth Leal Metlich, especialista en recursos humanos, quien agregó que a cada trabajador se aplica distinto.

Depende del salario de cada trabajador la manera en la que se aplica el pago de seguridad social; por ejemplo, si actualmente un trabajador percibe 9,500 pesos mensuales,el trabajador aportará 260 pesos; mientras la carga patronal es de 2,350 , ejemplificó la especialista.

pmartinez@eleconomista.com.mx