La Comisión Federal de Electricidad (CFE) canceló ayer 15 de julio, miércoles los procesos de licitación para la construcción y ampliación de las primeras cuatro plantas de esta administración cuya generación eléctrica formaría parte de la estrategia de diversificación de la matriz y autosuficiencia energética: los ciclos combinados de Salamanca, Guanajuato, y Villa de Reyes, San Luis Potosí, además de la termoeléctrica dual de La Paz, Baja California Sur, y la ampliación de la geotermoeléctrica Los Humeros en Perote, Veracruz, que juntas representarían inversiones por al menos 1,800 millones de dólares y el incremento en la capacidad de  1,240 megawatts, equivalente a toda la capacidad eólica y fotovoltaica en conjunto de la CFE.

En distintos comunicados, la estatal informó a las empresas registradas en el micrositio de concursos del sistema electrónico de contrataciones de la estatal, que respecto a los concursos abiertos internacionales CFE-0036-CACOA con terminaciones 002, 0012, 0014 y 0015 del 2019, que “no existen las condiciones necesarias para continuar con el desarrollo del concurso abierto internacional (...) por lo que ha decidido cancelar el mismo, sin responsabilidad alguna para la Comisión, dando por concluido el procedimiento de contratación”.

Lo anterior, derivado de la crisis y de los efectos dentro de la productividad y la economía mundial que ha generado la pandemia por Covid-19, así como para cumplir con la política de no endeudamiento del país a fin de optimizar los recursos económicos, explicó la empresa. “La cancelación no implica responsabilidad alguna para la CFE, la cual no será responsable por los costos asociados con la preparación de las ofertas de los concursantes, por lo que no existe obligación para otorgar compensación o indemnización alguna”, según la subdirección de Estructuración de Proyectos de la dirección corporativa de Ingeniería y Proyectos de Infraestructura de la CFE.

Los proyectos

Así, se canceló por falta de recursos la licitación de la planta de ciclo combinado en Salamanca, Guanajuato, que con una capacidad de 836 megawatts y un costo aproximado de 606 millones de dólares, fue anunciado como el primer proyecto de nueva infraestructura de generación eléctrica de esta administración.

La recepción de propuestas sería hasta el 20 de noviembre y el fallo estaba previsto para el 18 de diciembre de 2020. Aunque no fue publicado el costo aproximado de esta planta, al ser uno de los seis proyectos anunciados por esta administración, tendría una participación presupuestaria aproximada de 25% de los 2,400 millones de dólares destinados a estos trabajos.

También fue cancelado el proyecto denominado San Luis Potosí, que sería una central de ciclo combinado de generación de energía eléctrica con una capacidad de 804.80 megawatts.

En tanto, Baja California VI sería una planta de combustión interna con una capacidad 42.26 megawatts que consideraría un diseño dual para utilizar 90% de gas natural y 10% de combustóleo, mientras que los Humeros, en Perote, Veracruz, recibiría una ampliación de 25 megawatts a los casi 100 megawatts de este complejo instalados en esta localidad en Puebla.

[email protected]