Para ampliar la cobertura de seguridad social es indispensable que se elimine la diferencia entre ser un trabajador formal o un trabajador informal, pues todos deberían tener acceso a los servicios de salud, crédito de vivienda y ahorro para el retiro, consideraron expertos.

“El acceso a la seguridad social no puede depender de si eres un trabajador formal o informal. El punto es ver cómo podemos hacer que la dinámica laboral en el sector informal se pueda hacer extensivo a los beneficios del sector formal”, consideró Carlos Noriega, titular de la unidad de seguros, pensiones y seguridad social de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Mencionó que las nuevas dinámicas en el mercado laboral deben ser consideradas para no perder a los pocos trabajadores que hay en el sector formal.

Noriega recordó que la Sexta Encuesta Anual, Ahorro y Futuro: Trabajadores Formales e Informales, que se realizó en el 2016, indica que la mayor atracción que veían los trabajadores formales sobre el mercado informal es la disponibilidad de horario.

Es decir, sacrificarían sus prestaciones laborales como un ingreso seguro, derecho a una pensión, aguinaldo, vacaciones y seguro médico, con tal de tener más tiempo libre. “Llama la atención que la principal atracción no era el tema de los impuestos, sino la flexibilidad de horario; eso nos lleva a pensar que, si queremos realmente fomentar la seguridad social debemos eliminar la distinción entre formal e informal”, remarcó.

Al respecto, Leticia Armenta, economista del Tecnológico de Monterrey, coincidió en que es deseable que la seguridad social sea universal, pues ello ayudará al gobierno y a la sociedad a enfrentar presiones financieras en el futuro.

De no hacerlo, advirtió, en los próximos 10 o 15 años, se tendrá una gran población de la tercera edad sin acceso a ningún tipo de seguridad social, lo cual conllevará a una crisis social y económica. “Se debe de tener un esquema diferente y novedoso, sin romper equilibrios que permitan generar un gran fondo que dé solvencia a la atención de salud y pensiones tanto para trabajadores formales como informales”.

Armenta comentó que el cambio tecnológico que se está viviendo en el mundo propiciará que cada vez exista mayor flexibilidad laboral y que ello no sea sólo un beneficio específico para un sector.

Afiliación, obligación de las empresas

Los expertos enfatizaron que debe existir un mayor compromiso por parte de las empresas de registrar a sus trabajadores en el seguro social, ya sean trabajadores permanentes o eventuales, así como una mayor supervisión del gobierno para que dicha acción se ejerza.

Noriega hizo referencia el esquema del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) que se tiene en algunos países para mejorar el monto de la pensión de los trabajadores, que podría servir para ampliar la cobertura en seguridad social.

[email protected]