El peso mexicano cerró un viernes de ganancias contra el dólar y ligó su segunda semana positiva al hilo. Previo a la celebración del Día de la Independencia, el tipo de cambio terminó la sesión en un nivel de 19.3855 unidades, con datos del Banco de México (Banxico).

La paridad se movió en favor de la moneda local, impulsada por mayores apuestas sobre un recorte a las tasas de la Reserva Federal (Fed) en su próxima decisión, la próxima semana. Monedas de mercados emergentes como el peso, con altas tasas de interés, se benefician.

 

Contra su cierre oficial del viernes previo, de 19.5495 unidades, el peso se apreció 16.40 centavos que son equivalentes a 0.83 por ciento. Respecto del viernes de hace dos semanas, que cerró en 20.0550 pesos, el movimiento acumulado es de 66.95 centavos o 3.33 por ciento.

Al optimismo por un posible recorte a las tasas de la Fed se sumaron noticias relacionadas con la guerra comercial entre China y Estados Unidos. El aplazamiento de aranceles por parte del país norteamericano y las exenciones del gigante asiático aumentan el optimismo previo a las reuniones comerciales de octubre.

[email protected]