El peso mexicano cerró la jornada con una ligera pérdida de 1.25 centavos contra el dólar. La moneda local retrocedió en una sesión de altibajos, tras el anuncio de política monetaria del Banco de México (Banxico). El tipo de cambio terminó las operaciones en el nivel de 19.0625 pesos por billete verde, de acuerdo con el registro del banco central.

Desde el comienzo de la jornada, el dólar tomó ventaja debido a datos económicos que fueron publicados en Estados Unidos. Cifras de los sectores manufacturero, de construcción y empleo le beneficiaron. La paridad tocó un nivel máximo de 19.1340 pesos por dólar, desde el que comenzó a caer en espera del anuncio del Banxico.

A las 10:15 horas se detuvo la caída cerca de 19.05 unidades, nivel de cierre previo que se mostró como una fuerte resistencia y que una vez tocado no volvió a cruzarse. Luego del anuncio de política monetaria, el tipo de cambio volvió a subir. A las 14:50 horas, el par opera en 19.1205 pesos en el mercado electrónico.

Postura pesimista

El Banco de México decidió mantener sin cambios la tasa de referencia, en 8.25 por ciento. El dato, en línea con lo previsto por analistas, fue prácticamente anticipado por el mercado. Sin embargo, en el comunicado del banco central se destacó que el peso podría sufrir debido a factores externos con posibles consecuencias inflacionarias para el país.

La institución monetaria aseguró en su comunicación que el balance de riesgos para el crecimiento económico en México se ha tornado más incierto y mantiene un sesgo a la baja. Advirtió que persisten importantes riesgos de mediano y largo plazos que pudieran afectar las condiciones macroeconómicas del país y su capacidad de crecimiento.

Panorama de riesgo

El peso perdió en línea con otras monedas de mercados emergentes, consideradas activos poco seguros. Destacó el retroceso del real brasileño, con una variación de 0.90 por ciento. La lira turca, el rand sudafricano y el peso chileno también concluyeron las operaciones a la baja. En tanto, el rublo ruso se apreció de forma marginal.

En un contexto internacional de cautela debido a que Estados Unidos toma decisiones sobre su relación con sus principales socios comerciales, la caída del peso se vio limitada por un avance en los precios internacionales del petróleo. La mezcla estadounidense West Texas Intermediate (WTI), de referencia en la zona, avanzó 1.50% a 63.02 dólares por barril. 

El índice Fear & Greed, que mide el sentimiento que predomina en el mercado, registra un nivel de 38 unidades contra un previo de 35 puntos. La medida elaborada por CNN Business refleja el temor u optimismo del mercado en una escala de cero a 100 en la que cero significa temor extremo y 100 es el mejor grado de optimismo.

El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta de seis monedas de referencia, registró un avance de 0.28% y un cierre de 97.84 unidades, mejor registro desde su máximo del 3 de mayo.

[email protected]