Los pendientes que deja la presente administración son la reforma a la justicia laboral y la recuperación salarial cercana a la línea de bienestar, afirmó el secretario del Trabajo y Previsión Social (STPS), Roberto Campo Cifran.

En entrevista sostuvo que la reforma laboral, relacionada con el cambio en la manera de impartir la justicia en el país, aprobada constitucionalmente en febrero del 2017, no logró concretarse, pues el poder legislativo la dejó pendiente.

“Ese es un gran pendiente, corresponderá a la siguiente legislatura revisar y aprobar los cambios en esa materia”, en donde se contemplaba eliminar las Juntas de Conciliación y Arbitraje y crear los tribunales laborales.

Por otra parte, Campa sostuvo que en la presente administración se dio una recuperación salarial; no obstante, “nunca se llegó a la línea de bienestar que marca el Coneval”, la cual está por arriba de los 100 pesos, “esos son dos grandes pendientes que deben atenderse y que también representan un reto para la próxima administración”.

Añadió que, parte del problema en el salario, “es la informalidad, y hay zonas del país en donde prácticamente 80% son trabajos informales; pero también otras en donde una mayoría es empleo formal, es el empleo forma el que debe impulsarse”.

En ese sentido, y al participar en el Feria de Empleo para jóvenes, Campa añadió que “somos un país de jóvenes que están exigiendo, que están demandando un empleo, por eso el reto tiene que ser generar empleos formales. Son empleos mejor pagados, pero además son empleos en donde la familia sabe que puede contar con servicios de salud, están ahorrando para el retiro, pueden acceder a créditos para el consumo, para la vivienda. Y esa es la meta para cualquier gobierno en un país como el nuestro”.