Petróleos Mexicanos (Pemex) firmará este martes su primer contrato de exploración y extracción de hidrocarburos obtenido mediante una licitación petrolera dentro de la Ronda Uno, que ganó en consorcio con la estadounidense Chevron y la japonesa Inpex en la cuarta licitación para aguas profundas, además de que el viernes firmará también su primer farmout obtenido en el mismo proceso con la australiana BHP Billiton para el bloque Trion, según la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

En diciembre pasado, Pemex logró estas primeras dos alianzas con trasnacionales para explotar campos petroleros en aguas profundas del Golfo de México: con la australiana BHP Billiton, en el farmout con 40% para la estatal mexicana, y con Chevron y la japonesa Inpex, con las cuales irá en un contrato de licencia en que cada socio tendrá 33% de participación, aunque el operador será la estadounidense, según la dirección de Exploración de Pemex Exploración y Producción (PEP).

Para el bloque 3 Norte, cuyo contrato otorgará al Estado mexicano una utilidad de 51.4%, Pemex y sus socios comprometieron 3.4 millones de dólares en el programa mínimo de trabajo durante los primeros cuatro años de exploración. En el 2017, las labores consistirán en obtener 100% de información sísmica multidimensional en los 1,687 kilómetros cuadrados del área.

En Trion, además del descubrimiento del 2012, hay tres oportunidades exploratorias probadas por la estatal, sobre las cuales decidirán cuál es la de menor riesgo en el 2017 y podrán comenzar la perforación de un pozo en el 2018. Por lo menos en cuatro años, PEP no invertirá en el campo, dadas las condiciones de acarreo de trabajos anteriores que aceptó BHP Billiton en las bases de licitación.

kgarcia@eleconomista.com.mx