A cinco meses de la inauguración del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) y sin la definición de cuáles aerolíneas van a operar ahí, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) publicó el título de concesión que recibió por 50 años (periodo que se puede ampliar hasta por un periodo similar) por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

En el documento se detalla que la concesionaria (Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles SA de CV, en la que la Sedena posee el 99% propiedad) “acreditó tener las capacidades jurídica, técnica, administrativa y financiera necesarias para ser titular de la concesión y ejercer los derechos y obligaciones establecidas en la presente concesión, así como los supuestos previstos en el artículo 10 Bis de la Ley de Aeropuertos”.

En el capítulo de regulación tarifaria se menciona que la firma que operará el AIFA, por decisión Presidencial, cobrará las tarifas de servicios que le autorice la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) por los servicios que preste.

Además, se deja en claro que: el Gobierno Federal no otorga garantía alguna a la concesionaria, respecto del rendimiento económico y financiero del aeropuerto por el otorgamiento de este título de concesión y, en su caso, por las bases de regulación tarifaria que en lo futuro establezcan. La concesionaria, con la aceptación de esta concesión, asume todos los riesgos inherentes a la operación y rendimiento económico y financiero en la prestación de los servicios.

La empresa de participación estatal también deberá pagar al Gobierno Federal las contraprestaciones que fijó la Unidad de Política de Ingresos no Tributarios, de la Subsecretaría de Ingresos, de SHCP, en los términos del oficio 349-B-364, del 19 de julio del 2021, el cual no se hizo público.

La solicitud de concesión

De acuerdo con la Sedena, el pasado 25 de febrero se presentó una solicitud formal al titular de la SCT, Jorge Arganis, para el otorgamiento de una concesión para construir, administrar, operar y explotar el (AIFA), el cual ya tenía más de 45% de avance físico en su proceso constructivo.

Cuatro meses después, el 11 de junio se reunió la Comisión Intersecretarial para el Otorgamiento de Concesiones y Permisos y emitió opinión favorable.

Posteriormente, el 19 de julio la SHCP informó a la SCT la opinión favorable sobre la rentabilidad económica respecto de la solicitud del título de concesión, argumentando: esta autoridad ha considerado, a través de un análisis exhaustivo, que el proyecto referido presenta rentabilidad económica, en virtud de que es favorable el resultado de comparar los ingresos monetarios susceptibles de ser generados por los servicios públicos concesionados, con respecto a los costos que se generarían por la realización del proyecto que se pretende concesionar.

De acuerdo con el título de concesión, el AIFA podrá iniciar operaciones “una vez que, además de haber cubierto los requisitos previstos para tal efecto, la SCT le haya otorgado la aprobación de diversos elementos, entre ellos: aviso de la terminación de la obra; programa maestro de desarrollo (el cual deberá incluir el programa indicativo de inversiones), reglas de operación contenidas en el manual general de operación, el comité de operación y horarios y la notificación oportuna de los integrantes del consejo de administración y del administrador aeroportuario.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx