Orange, el principal operador de telecomunicaciones en Francia, recortará su dividendo de este año en 25% a 0.60 euros por acción en reacción a las dificultades en el mercado doméstico, donde las ventas y los beneficios volvieron a caer el año pasado.

Tras la llegada del operador de telefonía de bajo costo Iliad al mercado galo, donde Orange obtiene la mitad de sus ingresos, Francia se ha convertido en uno de los mercados más baratos para los consumidores en los últimos tres años.

En el 2013, las ventas de Orange en Francia bajaron un 6.6% a 20,020 millones de euros mientras que el Ebitda en Francia cayó casi un 8% a 7,130 millones.

A nivel de grupo, las ventas cayeron un 4.5% a 40,980 millones de euros y el resultado bruto de explotación cedió un 7.5% a 12,650 millones. Los analistas consultados por Reuters esperaban unas ventas de 41,200 millones de euros y un Ebitda de 12,650 millones.

El beneficio neto casi se duplicó a 2,130 millones por menores saneamientos.

Para 2014, Orange dijo que espera estabilizar el margen Ebitda en torno al 30.9%, el nivel registrado en el 2013.

erp