Las empresas Omnibus de Alba (ODA) y Viajes Premier presentaron ofertas económicas hasta por 11 millones 921,789 pesos y seis millones 378, 800 pesos, cada una, a la Secretaría de Turismo para ejecutar, antes de que termine el presente año, uno de sus principales programas: Sonrisas por México.

Bajo la premisa de que el turismo es un derecho de todos, la secretaría busca fomentar que los mexicanos de escasos recursos y grupos vulnerables viajen de manera gratuita por el país.

La primera licitación pública al respecto únicamente incluye a la Ciudad de México y plantea un máximo de 17,200 personas beneficiadas. En el 2022, con el apoyo de gobiernos locales y prestadores de servicios turísticos, se planean más recorridos por Pueblos Mágicos, ciudades del interior y destinos de sol y playa, entre otros).

Sonrisas por México está previsto en el Programa Sectorial de Turismo de la administración de la 4T; sin embargo, “en las condiciones que se viven en el país a consecuencia de la afectación de la movilidad nacional por la pandemia, la Secretaría de Turismo se ha visto obligada a posponer su arranque”, según se informó en el tercer informe de labores de la dependencia.

El fallo del concurso se daría a conocer este miércoles y, debido a que no se concluyó a tiempo la evaluación de las propuestas, se pospuso para hoy jueves por la tarde.

La empresa elegida ofrecerá el servicio integral del proyecto de turismo social con perspectiva de género y enfoque de derechos humanos, el cual cuenta con recursos presupuestales garantizados por la Dirección de Recursos Financieros mediante la solicitud/modificación de suficiencia presupuestaria aprobada apenas el pasado 27 de agosto.

El programa incluye servicio de transporte, guías de turismo, personal de apoyo, alimentos, bebidas y materiales de apoyo requeridos para realizar recorridos turísticos dentro de la Ciudad de México, los cuales se complementarán con procesos de sensibilización en temas de derechos humanos y perspectiva de género (en coordinación con el Instituto Nacional de Desarrollo Social (INDESOL) y del Gobierno de la Ciudad de México).

Para el traslado de los viajeros, se requirió a los interesados ofrecer transporte terrestre de autobuses tipo turístico con capacidad de 43-60 pasajeros para realizar viajes sin pernocta a sitios o atractivos turísticos locales, los cuales debe estar equipados con cinturón de seguridad, pantallas para proyección, aire acondicionado, baño, seguro de viajero, comodidad. Adicionalmente, al menos dos unidades deberán ser accesibles para personas con discapacidad.

Cada una de las personas que participen en los recorridos recibirá un kit alimenticio que consistirá en un alimento sólido (sándwich empaquetado), una barra energética y una botella con agua de 500 mililitros.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx