La Organización Internacional del Trabajo (OIT) descartó hoy disminuir la edad de jubilación a pesar que el desempleo juvenil crece y las personas viven más tiempo.

"A primera vista, la respuesta parece muy simple: disminuir la edad de jubilación de manera que los jóvenes sustituyan a los trabajadores mayores mientras que estos últimos se retiran a un bien merecido descanso , evaluó el Director Ejecutivo para el Empleo de la OIT, José Manuel Salazar-Xirinachs.

Sin embargo, añadió, la evidencia sugiere que las políticas de jubilación anticipada no han generado empleos para los grupos de personas más jóvenes .

En la práctica, los trabajadores más jóvenes no pueden sustituir fácilmente a los trabajadores mayores. La evidencia sugiere que las políticas de jubilación anticipada no han generado empleos para los grupos de personas más jóvenes , afirmó Salazar-Xirinachs en un comunicado.

Sostuvo que una de las razones principales es que el número de puestos de trabajo no es estable, puesto que cambia constantemente en función de las condiciones del mercado laboral. De manera que cuando un trabajador mayor deja su trabajo antes, no es automáticamente remplazado por uno más joven.

Otro factor que debe ser tomado en cuenta es que un joven no necesariamente tiene la capacidad de realizar el mismo trabajo que uno mayor que ha adquirido calificaciones a lo largo de su carrera, indicó.

"El punto más importante es que tanto los trabajadores jóvenes como los mayores necesitan empleos", subrayó.

En los últimos tiempos se ha discutido mucho sobre la necesidad de crear empleos para los jóvenes.

La OIT ha enumerado una serie de medidas para impulsar el empleo juvenil, incluyendo un "Llamado a la Acción" aprobado por los 185 Estados miembros de la OIT en la Conferencia Internacional del Trabajo de este año (CIT).

Pero, ¿qué pasa con los trabajadores mayores? ¿No merecen ellos el mismo trato? Después de todo, el número de personas mayores de 60 años se habrá multiplicado por 10 en un período de sólo 150 años (de 204 millones en 1950 a 2,800 millones en 2100), cuestionó el experto.

Según Salazar-Xirinachs, "lo que necesitamos es un llamado a la acción para los trabajadores de edad, similar al dedicado a los jóvenes".

En cuanto a cuáles podrían ser algunas de las políticas dirigidas a promover el empleo para las personas mayores, el analista sostuvo que no existe una solución universal, ya que las políticas dependen de la situación de cada país. Pero es posible mencionar algunas medidas que han demostrado ser muy exitosas.

Estas medidas incluyen el desarrollo de actividades de educación y de formación dirigidas a los trabajadores de edad, formación para los desempleados mayores, incentivos destinados a promover el empleo para los trabajadores de edad, y campañas de sensibilización a fin de combatir los estereotipos sobre el envejecimiento.

Asimismo mencionó la Recomendación 162 sobre los trabajadores de edad la cual define las medidas políticas sobre horas de trabajo y organización del trabajo.

Sin embargo, debe quedar claro que prolongar la vida laboral no es conveniente para todas las personas, en especial para aquellas que tienen mala salud o que ejercen su profesión en condiciones difíciles o que cotizan durante largos períodos , señaló Salazar-Xirinachs.

Para trabajar durante más tiempo, las personas deben tener buena salud, esto implica invertir más en la atención médica y en la protección social, concluyó Salazar-Xirinachs.

MFH