Novartis acordó pagar más de 700 millones de dólares para poner fin a demandas que enfrenta en el sistema judicial de Estados Unidos, donde se acusa a la compañía farmacéutica suiza de pagar grandes sobornos a médicos.

"Los acuerdos confirman el compromiso de Novartis con la resolución de temas relacionados con el cumplimiento de la ley", declaró en un comunicado el presidente ejecutivo del grupo, Vas Narasimhan.

El primer acuerdo extrajudicial alcanzado entre el grupo y la justicia estadounidense está relacionado con el uso fraudulento de Novartis de tres fundaciones para cubrir los costos de tratamiento de los pacientes que utilizaban dos de sus medicamentos, Gilenya (esclerosis múltiple) y Afinitor (cáncer de riñón).

Novartis pagará más de 51 millones de dólares para liquidar este caso. El segundo acuerdo se refiere a la acusación del pago de sobornos por parte de la empresa suiza a los médicos. En este caso son 678 millones de dólares de multa.

En este caso, el grupo está acusado de haber gastado cientos de millones de dólares en decenas de miles de programas de conferencias, que según la justicia estadounidense eran en realidad medios disfrazados para "pagar sobornos" a los médicos.

"Mediante este acuerdo y otros, el gobierno está demostrando su compromiso para asegurarse de que las compañías farmacéuticas no utilizan sobornos para influir en los médicos y pacientes para que prescriban y compren ciertos medicamentos", dijo Jody Hunt, adjunto del Departamento de Justicia, citado en un comunicado.

Novartis a menudo elegía como oradores de sus eventos públicos a médicos que ya habían recetado grandes cantidades de sus medicamentos, a cambio de un cantidad de dinero para alentarlos a que las siguieran prescribiendo.

Los visitantes médicos eran los encargados de presionar a los oradores.

Estos métodos de la industria farmacéutica han sido denunciados con frecuencia.

Los juicios sobre los sobornos se iniciaron tras una denuncia de 2011 de un ciudadano, Oswald Bilotta, quien "recibirá una recompensa cuyo monto aún no se ha determinado", dijo el comunicado.

Como parte de la negociación, Novartis acordó firmar un código de buena conducta de cinco años de duración.