Tokio.- El jefe de Nippon Steel & Sumitomo Metal dijo que la nueva compañía fusionada, que dio origen a la segunda mayor siderúrgica mundial, se embarcará en otra ola de reducción de costos, en un intento por contrarrestar una baja en el precio del acero.

La fusión, valuada en 22,450 millones de dólares, se forjó el año pasado después de que Nippon Steel y Sumitomo Metal sufrieran por años de una baja en sus ganancias como consecuencia de un fortalecimiento del yen y de la competencia de rivales asiáticos que manejan costos más bajos.

Tras el debut el lunes en la bolsa de Tokio de la nueva empresa fusionada, su presidente ejecutivo, Shoji Muneoka, dijo que la compañía presentará en marzo nuevas medidas para reducir costos, que se sumarían a una meta ya anunciada de recortar 150,000 millones de yenes (1.900 millones de dólares) en costos anuales para el 2015.

"El panorama del mercado es incierto debido a una amplia brecha de oferta y demanda en Asia", dijo Muneoka a un pequeño grupo de periodistas el 24 de septiembre. Sus declaraciones estaban embargadas hasta al 1 de octubre. "Pero sobreviviremos si tenemos una ventaja por el lado de los costos", agregó.

Nippon Steel & Sumitomo no está sola en sentir el efecto de la baja en los precios del acero, consecuencia en parte del menor crecimiento en China y de la baja demanda en Europa.

La mayor siderúrgica china que cotiza en bolsa, Baosteel , dijo la semana pasada que había suspendido la producción en una planta de 3 millones de toneladas por año.

Muneoka estimó que los productores tendrían que dejar ociosos 500 millones de toneladas de capacidad para igualar la demanda global, que calculó en 1,500 millones de toneladas por año.

Nippon Steel & Sumitomo tiene una capacidad de producción de acero de 50 millones de toneladas al año y sólo se ubica detrás de ArcelorMittal a nivel global.

La firma planea impulsar la producción a hasta 70 millones de toneladas anuales mediante una expansión en los mercados emergentes, especialmente en Asia.

Sin embargo, Muneoka dijo que por ahora el foco estaba puesto en reducir costos para hacer más eficiente la capacidad de la nueva compañía, principalmente en Japón.

apr