El fabricante japonés de automóviles Mitsubishi Motors Corporation dejará de producir vehículos en su planta europea de Holanda (NedCar) a partir de 2013, según informó la empresa, que mantiene una plantilla de 1,500 personas en esta factoría.

La compañía fabrica en esta factoría los modelos Colt y Outlander diseñados especialmente para su comercialización en el mercado europeo. No obstante, recordó que en 2010 tomó decisiones en relación con el futuro de este centro productivo.

Entre estas decisiones se contemplaba el fin de la producción del modelo Colt en Holanda desde finales de 2012, mientras que la fabricación del Outlander se mantendría hasta finales del presente ejercicio, aunque el modelo que reemplazaría a éste desde 2013 no había sido determinado aún.

De esta forma, la corporación automovilística se comprometió a analizar posibles medidas en relación con el futuro de este centro de producción desde el próximo ejercicio. Así, Mitsubishi ha mantenido un proceso de negociación con los accionistas, sindicatos y con el Gobierno holandés para intentar asegurar la continuidad de esta planta con una posible venta.

La empresa indicó que la decisión de no continuar con sus operaciones productivas en Europa se basa en el entorno económico fluctuante al que se enfrentan los fabricantes de automóviles en el Viejo Continente y que ha provocado que no sea posible adjudicar un nuevo modelo de producción a NedCar .

La corporación aseguró que Europa seguirá siendo un mercado importante para Mitsubishi y subrayó que se mantendrá la producción y distribución de vehículos de la firma en la región procedentes de sus centros en Japón y Tailandia.

En alianza informativa con CincoDías.com

[email protected]