Los gobiernos de México y Canadá trabajarán de manera conjunta para garantizar los derechos laborales de los trabajadores en nuestro país y promoverán la erradicación de los contratos colectivos de protección, informaron la titular del Trabajo, Luisa Alcalde Luján, y la ministra de Empleo, Desarrollo de la Fuerza Laboral y Trabajo de Canadá, Patty Hajdu.

Luego de la reunión bilateral que sostuvieron en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), las funcionarias expusieron que en las próximas semanas se conformará un equipo de trabajo que asesorará a nuestro país en materia de relaciones laborales colectivas e incluirán los temas relacionados con el cumplimiento de la libertad sindical y la contratación colectiva auténtica.

“Se formará un grupo de trabajo de colaboración, porque podemos aprender mucho de Canadá en este proceso de democratización en el mundo del trabajo. Ellos han aprendido que la negociación colectiva auténtica y la libre sindicación, lejos de ser un temor o un obstáculo para el crecimiento permiten mejorar las condiciones laborales”, afirmó Alcalde Luján.

Con la firma del Tratado Comercial con Estados Unidos y Canadá (T-MEC), México se comprometió a modificar sus leyes para encaminar proceso transparentes en el mundo del trabajo, de ahí que “lo mejor que logramos hacer con esta reforma laboral es revivir los contratos colectivos que tenían poca vida y que van a reactivar la posibilidad de diálogo de empleadores y trabajadores”, añadió la secretaria de Trabajo.

Confían canadienses en los cambios laborales

Tras señalar que tienen toda la confianza en los cambios que México está implementando en materia laboral, la ministra canadiense sostuvo que “el capítulo laboral que se incluyó en el tratado se refiere a protecciones universales y aplicará en los tres países, ya sea que se trate de una empresa canadiense en México o viceversa, o americana en Canadá, bueno todas las combinaciones. El capítulo laboral es universal y va a proteger a los trabajadores en los tres países de la discriminación o de trabajo forzado, de violencia o de obligación de participar en algún sindicato. La expectativa es que los tres países van a cumplir con ese capítulo laboral, no obstante de qué compañía se trate, ni de qué país, entonces la expectativa es que estas protecciones van a aplicar a todas las empresas de América del Norte”.

Entre los avances que presentó el gobierno de México se encuentran: la aprobación de la reforma laboral y todo el proceso de implementación, entre el que se encuentra la publicación del protocolo para legitimar los contratos colectivos existentes; además de contar con el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro, que permitirá la capacitación de 900,000 becarios.

“Una vez que se publicó el protocolo, todos los trabajadores deberán ir a las urnas para decir si están o no de acuerdo con el contrato colectivo”, destacó Luisa Alcalde Luján.

Programa llegó a su meta para este año

Jóvenes Construyendo el Futuro entra a etapa de evaluación

Debido a que el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro “llegó a las metas de este año” con el registro de 900,000 becarios vinculados, ahora entrará a un etapa de evaluación para saber qué se debe corregir y arrancará nuevamente el próximo año, informó la secretaria de Trabajo y Previsión Social, Luisa Alcalde Luján.

“Nos vamos a dedicar en estos meses a seguir con estas evaluaciones de cómo ha venido funcionando el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro, qué mejoras podemos hacer también para el próximo año, tener mucho diálogo con las empresas, con el sector privado que son principalmente los que han recibido a los jóvenes con más de 70% de los aprendices”, explicó.

Desde hace unas semanas, tanto los tutores (empresas) como los becarios fueron informados, vía la plataforma del programa, que “hemos alcanzado nuestra meta de vinculaciones para el presente año. Pero los procesos de capacitación que actualmente desarrolla con los becarios vinculados no se detienen. En lo que resta del año, el ritmo de vinculaciones a su centro de trabajo van a reducirse, ya que está limitada la cantidad de becarios que podrán vincularse en este periodo”.

Datos del Inegi indican que en el país se tienen identificados 2.3 millones de jóvenes que no estudian ni trabajan, situación que dio origen al programa insignia de la presenta administración y se determinó que se otorgaría una beca de 2,300 pesos, por un periodo de un año, para que recibieran capacitación que los llevara a incorporarse a alguna actividad económica.

A agosto se verificaron 157,070 centros de trabajo.

[email protected]