México y Brasil llegaron ayer a un preacuerdo para construir las condiciones que den salida a este conflicto dentro del Acuerdo de Complementación Estratégica (ACE) 55, informó Bruno Ferrari, secretario de Economía.

Hemos buscado acercar nuestras posiciones… para (lograr) un acuerdo temporal porque no queremos acabar con el ACE 55 , respondió el funcionario mexicano, nuestro país espera la respuesta del gobierno carioca que hará consulta en su nación .

No podemos encontrar una solución que no sea dentro del ACE 55, es necesario que prevalezca el acuerdo y hacer un protocolo dentro de éste para seguir con las negociaciones y también hablar de lo que podríamos hacer en nuestras exportaciones una vez que se fijara la cifra , expresó el titular de la Secretaría de Economía, unas horas más tarde de haber concluido la reunión con sus contrapartes cariocas.

En entrevista, el funcionario mencionó que México está dispuesto a homologar el contenido nacional de los vehículos brasileños al nivel de 20%, como lo tienen los autos mexicanos, por considerarse la fórmula más avanzada, así como fijar una cuota de exportaciones basada en lo ya ganado entre ambas partes.

La única consigna de la parte mexicana es no queremos volver a cifras (de exportación) del 2004 o antes (muy inferiores a las actuales), aunque sí hay preocupación de Brasil, tendremos que ver qué podemos hacer de ahora en adelante , abundó.

El gobierno de Brasil ha pedido a México que establezca una cuota de 1,400 millones de dólares a sus exportaciones de autos por tres años, con el propósito de corregir un déficit en la balanza comercial entre los dos países de 1,700 millones de dólares que favorece a México. (Aunque) no creemos que los problemas de Brasil dependan de un acuerdo comercial con México , respondió Ferrari.

Los representantes de comercio y relaciones exteriores de ambas naciones encabezaron una reunión privada en la Secretaría de Economía, a la cual Bruno Ferrari calificó como un buen inicio , porque Brasil aceptó seguir negociando, buscar ampliar el comercio y resolver los problemas con la apertura.

Por la mañana de ayer (miércoles), trascendió que los brasileños habían amagado con renunciar al ACE si no encontraban solución, a lo que el Secretario de Economía reveló: No existe una presión y seguimos negociando .

[email protected]