México promueve a los estados del sur del país como posibles destinos de inversión para la manufactura de semiconductores, pues cuentan con la abundancia de agua que se requiere para dicha industria, de acuerdo con Tatiana Clouthier, secretaria de Economía.

Dado que la producción de "semiconductores requiere mucha agua es posible que debamos ir más al sur", donde el agua es mucho más abundante que en los estados áridos del norte cerca de la frontera con Estados Unidos, dijo Clouthier a Reuters en una entrevista.

En el llamado Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN) entre Estados Unidos y México, celebrado en Washington la semana pasada por primera vez en varios años, las naciones vecinas acordaron hacer más competitivas las cadenas de suministro compartidas, especialmente de semiconductores.

El acuerdo se produce cuando una escasez de chips semiconductores ha obligado a los fabricantes de automóviles norteamericanos a suspender la producción, y los funcionarios advierten que el problema está empeorando.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha hecho de la inversión y el impulso del desarrollo de los estados más pobres del sur de México un objetivo clave de su administración.

"Cuando hablamos de equilibrar la cadena de suministro, estamos hablando de trasladarlos aquí", dijo Clouthier, señalando que los estados mexicanos de Jalisco y Baja California ya tienen producción de semiconductores.

"México puede contribuir en el ensamblaje, el empaque y las obleas", dijo Clouthier. Las obleas son los discos de silicio en los que se fabrican los semiconductores a granel, y cada uno puede contener miles de chips.

México y Estados Unidos acordaron en el DEAN crear grupos de trabajo bilaterales sobre cadenas de suministro de semiconductores, así como sobre dispositivos médicos y farmacéuticos, dijo Clouthier, quien también se reunió con la Asociación de la Industria de Semiconductores y el Consejo de Tecnología de la Información.

Dijo que el grupo de trabajo de semiconductores se reunirá por primera vez la próxima semana y está programado para presentar sus resultados el 9 de noviembre. Los funcionarios mexicanos se reunieron con la secretaria de Comercio de Estados Unidos, Gina Raimondo, en Washington hace un mes y medio para discutir los semiconductores.

México, poco competitivo para chips: INA

La industria mexicana de autopartes ha sido más cauta sobre el potencial de México en la producción de semiconductores. La semana pasada, la Industria Nacional de Autopartes (INA) informó que ya opera con la Secretaría de Economía para que México ofrezca apoyos e incentivos fiscales a las empresas encargadas de complementar a manufactura de los semiconductores.

Óscar Albín, presidente de la INA aclaró que las plantas de la primera manufactura del chip estarían ubicadas en Estados Unidos y luego, México participará en la programación de los semiconductores, pues nuestro país no cuenta con las condiciones competitivas que demanda este tipo de fábricas, como es una fuerte inversión, y gran abasto de agua. (con información de Reuters)

empresas@eleconomista.mx