Al segundo trimestre de 2012, el Saldo Neto Migratorio (SNM) representó una pérdida de población en México no visto desde 2008, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Detalló que al comparar el valor SNM (la diferencia entre la entrada de personas a vivir al país y la salida de los que se van a residir al extranjero) con el observado en el mismo lapso de años anteriores, se aprecia que es la primera vez que el indicador presenta una magnitud tan alta y cercana a la que se reportó a la mitad de 2008 .

En un comunicado, explicó que la pérdida de población de 27.6 personas por cada 10,000 habitantes, es el resultado de la diferencia entre la tasa de inmigración que para el segundo trimestre se estimó en 14.3 nuevos habitantes en México provenientes del extranjero y la de emigración que reportó 41.9 personas que cambiaron su residencia del territorio nacional hacia otra nación.

Respecto al total de los valores de la serie que ya abarca poco más de un sexenio, es evidente que la inmigración (personas que ingresan a residir a México) mantiene la tendencia decreciente, lo que ubica al la tasa más reciente como el mínimo histórico, añadió.

En contraste, la tasa de emigración (personas que cambian su residencia de México al extranjero) tuvo un incremento notable al segundo trimestre del año comparado con los dos trimestres previos.

Esta tasa es la más alta de los últimos dos años, no obstante, aún es baja respecto de la intensidad que mostró en el periodo 2006-2008 , precisó el organismo.

Sobre la distribución porcentual por edad y sexo de la población emigrante internacional, el INEGI apuntó que para el trienio 2006-2008 por cada 100 emigrantes 31 tenían de 30 a 49 años, cifra que aumentó ligeramente a 35 de cada 100 en el lapso 2009-2011.

Indicó que la composición por sexo de este conjunto de emigrantes para el grupo de edad considerado permite observar que aunque el grupo es predominantemente masculino, la participación de las mujeres es mayor de 2009 a 2011, pues la disminución en la intensidad emigratoria (entre trienios) fue menor para la población femenina comparada con la masculina.

El INEGI refirió que la información muestra que el conjunto de población que cambia su lugar de residencia al extranjero continúa siendo predominantemente joven.

No obstante, destacó que en 2009-2011 se reporta una reducción en la proporción de población masculina de 15 a 24 años y un mayor número de personas en edades superiores a los 35 años.

Estos hechos tienen como consecuencia el incremento en la edad media de este grupo, ya que se reportó en 29 años para los emigrantes contabilizados en el periodo 2006-2008 y de 30.8 años para los que dejaron el país durante 2009-2011, abundó.

MFH