La negativa de que Estados Unidos realice inspecciones en materia laboral en México sólo muestra la resistencia por cumplir con mejores salarios y condiciones laborales de los trabajadores, sobre todo porque ya hay inspectores estadounidenses en sectores como el agrícola o, como se incluyó en el T-MEC, en el sector textil.

Así lo informó Benjamin Davis, director de Asuntos Internacionales de la United Steelworkers, afiliada a la mayor confederación obrera de Estados Unidos, la AFL-CIO, tras explicar que “la aseveración de que México no podría aceptar inspectores extranjeros carece de fundamento. Primero el capítulo de textiles del T-MEC ya incluye tales inspecciones. Segundo, Estados Unidos ya requiere inspecciones para muchos productos exportados del sector agrícola”.

Comentó que “hoy en día hay muchos inspectores estadounidenses trabajando en México, no solamente en la frontera, sino también en el interior, revisando productos agrícolas, ganado y plantas empacadoras de carne”.

El director de Asuntos Internacionales de la United Steelworkers puso como ejemplo el hecho de que hay 58 inspectores del Departamento de Agricultura “responsables de vigilar las condiciones en las granjas de aguacate en Michoacán para la exportación a Estados Unidos. En el 2016, el número de inspectores se fue incrementando después de una decisión de México”.

Davis comentó que en el caso de las inspecciones vinculadas a las exportaciones agropecuarias, “la supuesta violación a la soberanía no le molesta al sector empresarial, que enfurece cuando se habla de enviar inspectores a las fábricas. Según ellos vale más inspeccionar un aguacate que un trabajador o trabajadora en una ensambladora”.

El representante de la United Steelworkers agregó para El Economista que “los empresarios tampoco mencionan que la propuesta de Estados Unidos contempla una amplia reciprocidad, o sea, México tendría derecho igual de realizar inspecciones en suelo norteamericano”.

Asimismo, explicó que es fundamental que nuestro país dé muestras de que se avanzará en materia laboral, pues México sigue estando dentro de los países con los salarios más bajos. Además, está pendiente el proceso de implementación de la reforma laboral, dijo.

El nuevo acuerdo tendría como una novedad que se incluyeran las inspecciones en materia laboral, añadió. Cabe recordar que, en el mes de julio, de manera informal, algunos congresistas visitaron la planta de Goodyear para conocer las condiciones laborales de los trabajadores.

[email protected]