El secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, subrayó que el gobierno de Enrique Peña Nieto actuará con audacia y eficacia en una política laboral que permita la creación de por lo menos un millón de empleos anuales formales.

Indicó que el nuevo gobierno arrancará creando una política laboral que no había; hay muchos programas que tienen como objetivo crear empleos, pero una política laboral entre empleadores y empleados, que atienda los sistemas de seguridad y protección social, no ha existido .

Entrevistado luego de inaugurar la Primera Reunión Nacional de Delegados de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), el funcionario federal destacó que para revertir esa situación el gobierno federal actuará con audacia y eficacia.

Navarrete Prida recordó que el primer paso ya se dio con una reforma laboral que flexibilizará las condiciones de contratación con pleno respeto a los derechos de los trabajadores, y confió que con el Pacto por México se concreten acuerdos importantes y profundos.

El Pacto permitirá acuerdos en una reforma hacendaria o fiscal, que es importantísima para el país para la generación de empleos y el crecimiento económico, así como en la reforma energética, preservando los principios constitucionales emanados del Artículo 27 , dijo.

Planteó que con esos cambios se podrán aprovechar recursos fiscales que están desaprovechados y puedan ir a los bolsillos de los mexicanos, a generar empleos y al bienestar social.

El funcionario remarcó que la meta del gobierno federal es alcanzar un crecimiento de entre 5% y 6% durante el sexenio, a fin de que la creación de empleos sea de un millón de plazas anuales formales, con altas y bajas en el Seguro Social.

RECHAZA FIJAR MONTOS A SALARIOS

Navarrete Prida externó que en materia de salarios mínimos no se caerá en la tentación de fijar montos artificiales que a nadie benefician.

No se puede artificialmente fijar una política de salarios, porque cada vez que eso ha ocurrido en el país el detrimento ha sido en contra de los trabajadores, por no atender la realidad de crecimiento económico e inflación , aseveró.

Sobre la homologación de las zonas geográficas salariales, el titular de la STPS destacó que el primer paso ya se dio con el recorrimiento de la zona B a la A, pues había municipios que no tenían por qué estar en la segunda.

Hizo énfasis en que esa medida permitió recuperar parte del poder adquisitivo, lo que no tiene nada qué ver con la negociación de los nuevos montos del salario mínimo, como han expuesto algunos representantes del sector empresarial.

Durante su mensaje ante los delegados de la STPS de todo el país, Alfonso Navarrete Prida los exhortó a conocer e impulsar los ejes fundamentales del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Dejó claro que no se trata de un tema discursivo, sino de una necesidad de Estado para que todas las áreas del gobierno estén en la misma sintonía y propongan formas y esquemas para que se cumplan los compromisos presidenciales.

MFH