Bajo la estrategia de diversificar las exportaciones agroalimentarias, México quiere enviar 34% más alimentos a Japón, informó el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, José Calzada Rovirosa, tras indicar que este año se estima un incremento en las exportaciones a Japón al pasar de 1,054 millones de dólares en el 2016, a 1,400 millones de dólares este año.

Durante la gira de trabajo que realiza por ese país, indicó que la región Asia-Pacífico es el área de mayor crecimiento económico en el mundo y Japón es el principal socio comercial de México en esta zona, así como el tercer país en importancia como destino de las exportaciones agroalimentarias mexicanas. Las exportaciones agroalimentarias mexicanas a Japón entre el 2005 y el 2016 se incrementaron 81.7%, al pasar de 579.9 millones de dólares a 1,054 millones de dólares, mientras que las importaciones agrícolas que realizó México del país nipón únicamente alcanzaron los 10.7 millones de dólares en el 2016, es decir 1% del comercio bilateral. Además, en el 2016, el comercio agroalimentario entre ambos países creció 10.19% con respecto al 2015, lo que dio como resultado un saldo superavitario para nuestro país de 1,043 millones de dólares.

El funcionario federal sostuvo una reunión con el ministro de Agricultura, Silvicultura y Pesca de Japón, Yuji Yamamoto, donde reiteró la postura mexicana de modernizar el acuerdo entre ambos países para la inclusión de un mayor número de productos agroalimentarios, como la piña, azúcar y trigo, además de incrementar los cupos para carne de porcino y res.

pmartinez@eleconomista.com.mx