El presidente Donald Trump defendió este lunes sus negociaciones comerciales con China, Canadá y México, afirmando que los agricultores estadounidenses han recibido un trato “injusto”.

El mandatario estadounidense tuiteó que cuando termine sus negociaciones, “eso cambiará” y las grandes barreras comerciales “serán derribadas”.

Trump ha impuesto aranceles sobre importaciones de acero y aluminio de socios comerciales de Estados Unidos, incluidos Canadá, México y la Unión Europea. Y ha amenazado con aranceles de hasta 200,000 millones de dólares sobre importaciones chinas, lo que eleva las probabilidades de represalias.

En tanto, el secretario de Comercio, Wilbur Ross, regresa de China donde mantuvo discusiones sobre comercio. La Casa Blanca dijo que la reunión se centró en la reducción del déficit comercial estadounidense por medio de la compra, por China, de productos agrícolas y energéticos.

erp