Mexicali es la ciudad capital con el servicio de transporte público más caro entre sus 31 pares, con una tarifa base de 12 pesos, cuando el promedio entre las capitales del país es de 6.4 pesos.

De acuerdo con una medición de las tarifas de los sistemas de transporte colectivo realizado por la asociación de Transportistas Unidos del Distrito Federal (TUDF), a Mexicali le siguen Monterrey con una tarifa base de 10 pesos; La Paz y Xalapa, con 8 pesos, y Durango, San Luis Potosí y Culiacán, con 7.5 pesos en cada una.

En contraparte, el DF es la ciudad capital con la tarifa base más baja para servicios de transporte público con camiones o vagonetas, la cual se sitúa en 3 pesos; por debajo de ciudades como Chetumal, Tepic o Chilpancingo, donde se cobra 5 pesos.

Según especialistas consultados por El Economista, las altas tarifas no son el equivalente de un servicio de transporte de calidad y efectivo, y tampoco aseguran mayor competitividad asociada con la rápida movilidad de la fuerza laboral, ni un menor impacto en el bolsillo del ciudadano.

Tanto Xavier Treviño, director del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP, por su sigla en inglés), como Gerardo Moncada, coordinador de transporte eficiente en la ONG El Poder del Consumidor, comentan que el aumento de tarifas está justificado en función de la necesidad de un sistema de transporte financieramente saludable y una fuente de trabajo digna y redituable.

Xavier Treviño detalla que las cuotas pueden estar asociadas a situaciones particulares de los mercados locales (densidad de la población, distancias de los recorridos y habitantes que utilizan el transporte colectivo) y cuestiones políticas.

Sin embargo, para Gerardo Moncada una tarifa baja tampoco indica un menor impacto en el bolsillo de los ciudadanos, ya que también deben considerarse los transbordos y cambios de ruta que se dan para llegar a los destinos. En el caso de la ciudad de México, refiere, un usuario puede hacer hasta seis transbordos entre trenes, micro y autobuses y gastar más que en otras urbes debido a esta circunstancia.

ASPECTOS QUE ABONAN A LA COMPETITIVIDAD

La clave para aumentar eficacia y competitividad, comentan los expertos, está en replantear el modelo de la industria de transporte público en el país, de un sistema de concesiones públicas o del hombre camión a uno de transporte contratado por el estado, con tarifas fijas y rutas preestablecidas.

Ambos especialistas coinciden en que toda la infraestructura del transporte, tarifas, calidad del servicio, tiempos de traslado y distancias recorridas, hacen, en temas de movilidad, a una ciudad más o menos competitiva.

RECLAMAN TRANSPORTISTAS

Jesús Padilla Centeno, presidente de la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad, comentó en conferencia de prensa que el aumento progresivo del costo en el combustible, en los insumos mecánicos y el pago de impuestos han colocado a los transportistas del DF en una situación difícil y comprometida .

Este desbalance financiero ha provocado, aseguró, que 22,000 unidades de transporte con una edad promedio de servicio de 20 años no hayan podido ser reemplazadas, en detrimento directo del servicio y para los más de 30 millones de usuarios diarios en el DF.

Así, los transportistas defeños reclamaron estar cobrando 113% por debajo del promedio nacional, lo que ha incidido en un servicio deficiente y anacrónico, por lo cual exigieron al gobierno local aumentar la tarifa base de 3 a 5 pesos.

Y precisó que del 2008 a octubre pasado, el precio del diesel subió de 5.93 a 10.99; la gasolina Magna de 7.01 a 10.63, y los insumos y costo de trámites también, mientras a los transportistas sólo les han autorizado 50 centavos de ajuste en los últimos nueve años.

La TUDF desatacó el hecho de que las ciudades capitales más cercanas al DF, Toluca y Cuernavaca ofrezcan servicios con tarifas base de 7 y 6.5 pesos, respectivamente, por lo que no se refleja una paridad ni a nivel regional ni nacional.

Los transportistas anunciaron que el gobierno de Marcelo Ebrard no se dispuso a resolver esta problemática, mientras ya se han encontrado con la administración de Miguel Ángel Mancera al que le están dando 60 días de plazo para dar los primeros pasos para una resolución, antes de manifestarse.

[email protected]