Querétaro, Qro. El mercado inmobiliario, en los segmentos industrial y corporativo, tuvo una contracción en el 2020, derivado de los efectos de la emergencia sanitaria, lo que incluso incidió en desocupación de espacios y el estancamiento del sector, de acuerdo con reportes de las comisiones de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), Capítulo Querétaro.

La colocación de inmuebles industriales estuvo prácticamente detenida después del inicio de la pandemia, refirió la presidenta de la AMPI Querétaro, Ivonne Gutiérrez Hernández.

La demanda de locales también fue impactada por la pandemia, por lo que la colocación se ha centrado únicamente en renta de espacios para tiendas de autoservicio, farmacias y venta de alimentos.

En los edificios corporativos se presentó una disminución en el precio promedio, que en algunos casos bajó a doble dígito, entre el periodo previo a la pandemia y el postpandemia, ya que en ciertos inmuebles el precio promedio tuvo una baja de aproximadamente 36.6%, entre el lapso pre Covid-19 y el posterior.

La baja en precios, expuso Gutiérrez Hernández, está ligada con la menor demanda que caracterizó al periodo posterior a la pandemia y que en el segmento de oficina incluso implicó una mayor desocupación de espacios.

“(La baja se debe a que) no se ha movido nada de renta, de áreas comerciales, comenzando la pandemia fue cuando empezamos a ver toda la desocupación de oficina”, explicó.

El sector corporativo y comercial mostró alzas en los niveles de desocupación, fenómeno que está relacionado al impacto de la pandemia por Covid-19.

Respecto al suelo industrial, agregó la presidenta estatal de la AMPI, los desarrolladores están a la espera de que el 2021 sea un periodo más optimista, en el que aumente la demanda de inmuebles.

Añadió que la tendencia para el desarrollo de zonas industriales se ha desplegado hacia el municipio de Pedro Escobedo, así como la zona colindante con el Aeropuerto Intercontinental de Querétaro y el municipio de Colón.

Los inventarios en venta y renta de naves industriales experimentaron un incremento significativo; tan sólo en el lapso de septiembre la comisión industrial de la AMPI reportaba un inventario de 1,400 metros cuadrados disponibles, indicador que cerró noviembre pasado con más de 1,500.

Querétaro cuenta con al menos 57 parques y zonas industriales autorizadas por las autoridades estatales, concentrados en 40.4% en el municipio El Marqués, en 29.8% en Querétaro, en 14% en Colón, 5.3% San Juan del Río y 10.5% restante en Corregidora, Huimilpan, Cadereyta de Montes y Pedro Escobedo.

estados@eleconomista.mx